La alcaldesa de Arteixo ve "difícil" un acuerdo sobre presupuestos con la oposición tras perder la moción de confianza

 

La alcaldesa de Arteixo ve "difícil" un acuerdo sobre presupuestos con la oposición tras perder la moción de confianza

Actualizado 10/06/2009 20:14:12 CET

El BNG dice que "no facilitará el golpe del PP" y los populares rechazan poner "patas arriba" el ayuntamiento, pero no descartan nada

A CORUÑA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La alcaldesa de Arteixo, la socialista Pilar Souto --que ocupa este cargo en funciones después de que ayer no prosperase la moción de confianza a la que se sometió-- aseguró hoy a Europa Press que ve "muy difícil" llegar a acuerdos con la oposición sobre los presupuestos e insistió en que su decisión de someterse a una cuestión de confianza obedeció "al interés de que las cosas salgan para adelante en este ayuntamiento".

Souto se sometió ayer a una moción de confianza para desbloquear la aprobación de los presupuestos, ante las discrepancias surgidas con el BNG y el PP para llegar a un acuerdo. Finalmente, la moción de confianza sólo obtuvo nueve votos a favor --cinco del grupo socialista y cuatro de los concejales de Terra Galega, con cuyo apoyo gobierna el PSdeG-- y doce votos en contra, ocho de los concejales del PP, tres de los del BNG y una de la concejala independiente.

Ahora, los grupos de la oposición tienen un plazo de un mes para presentar una moción de censura. En caso de no hacerlo, los presupuestos municipales se aprobarían de forma automática.

En los presupuestos del año pasado, los socialistas recibieron el apoyo de los tres concejales del BNG. Sin embargo, la imposibilidad de llegar a un acuerdo este año motivó la decisión de la alcaldesa de someterse a una cuestión de confianza.

En declaraciones a Europa Press, Souto aseguró que no se sorprendió por lo ocurrido ayer "porque era una de las posibilidades". "Mi interés principal es que las cosas en el ayuntamiento salgan para adelante y si no tengo la confianza, que gobiernen ellos", apuntó.

Asimismo, insistió en que el gobierno municipal hizo "todos los esfuerzos posibles" para llegar a un acuerdo sobre los presupuestos. "Si creyésemos que había opción de acuerdo, no se hubiese presentado la moción de confianza", insistió Souto, quien cuestionó la actitud del PP y del BNG en las negociaciones y sostuvo que "todas sus propuestas fueron aceptadas", por lo que aseguró no entender los motivos que les llevaron en el anterior pleno a votar en contra de los presupuestos.

Por su parte, la portavoz del BNG, Silvia Seixas, matizó que su voto en el pleno de ayer fue "en contra de los presupuestos municipales" hechos, según dijo, "de forma unilateral por un gobierno en minoría y sin recoger ninguna propuesta del BNG".

MOCION DE CENSURA

Sobre la presentación de una posible moción de censura, Seixas insistió en que esta formación "no facilitará el golpe del PP a la Alcaldía", aunque admitió que, al margen de la postura que adopte esta formación, existen "otras alternativas" para que la moción se presente, en alusión a un posible acuerdo entre el PP y los concejales de Terra Galega, escindidos de esta formación.

Seixas reiteró sus críticas contra la gestión de Terra Galega, "cuya forma de gobernar es la misma que la del PP", indicó en alusión a las concejalías que ostenta esta formación.

EL PP ESPERARÁ

Por su parte, el ex alcalde de Arteixo y concejal del PP Manuel Pose evitó, en declaraciones a Europa Press, hablar ya de moción de censura. "Nosotros no somos los que vamos a proponer que esto se vuelva patas arriba", indicó en relación a la situación en la que queda ahora el Ayuntamiento de Arteixo y sostuvo que la postura de su grupo es "esperar un tiempo para ver cuál es su reacción", añadió en relación al gobierno municipal.

Así, atribuyó a una actitud "prepotente" por parte de la alcaldesa la decisión de presentar la moción de confianza y sostuvo que no estaba "obligada" a elegir esta opción. "Siempre se puede seguir negociando", indicó en referencia a los presupuestos municipales. Pose aseguró que le gustaría que el gobierno municipal "arreglase su situación interna y que dentro de cuatro años fuesen los vecinos los que eligiesen en las urnas".

Sobre la moción de censura, insistió en que "no le apetece nada" tener que optar por esta vía, aunque argumentó que "otra cosa es que por responsabilidad se haga". No obstante, contestó con un: "ya lo veremos" al ser preguntado si finalmente el PP optará por esta vía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies