Alcoa cuenta con un plan de emergencia propio, al margen del que la Xunta debe aprobar antes de 2012

Actualizado 28/12/2010 19:19:04 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

La empresa Alcoa cuenta desde el año 2002 con un plan propio de emergencia sobre el embalse de barros rojos que tiene la planta de alúmina entre los ayuntamientos lucenses de Xove y Cervo, al margen del plan de emergencia exterior que la Xunta debe elaborar antes de mayo de 2012, tal y como obliga el nuevo decreto sobre gestión de residuos.

El plan de emergencia propio de Alcoa establece cuatro niveles en función del grado de riesgo ante incidentes y la compañía presentó una actualización en octubre de este mismo año. Al margen de este protocolo, que estipula la gestión que la empresa debe desarrollar ante posibles incidentes, la Xunta también deberá aprobar un plan de emergencia exterior.

El plan interno de Alcoa contempla todas las actuaciones que ha de acometer la empresa en caso de una situación de riesgo, desde el aviso a autoridades competentes hasta medidas para intensificar la vigilancia y controles técnicos. La empresa subraya que el perímetro de la balsa que tiene en San Ciprián (Lugo) está monitorizado con sensores para conocer su situación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies