(Ampl.) Rajoy exige la "ilegalización" de ANV y la ruptura de las coaliciones en las que participa en el País Vasco

Actualizado 25/08/2007 16:32:21 CET

Remarca su apoyo al Gobierno para "liquidar" a ETA y proclama que el fin de la banda "no se logrará con la negociación"

BETANZOS (A CORUÑA), 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, exigió hoy al Gobierno que comience, a través de la Abogacía del Estado y de la Fiscalía General, el proceso de ilegalización de ANV, y reclamó a las fuerzas democráticas que mantienen pactos con ésta o con Batasuna en el País Vasco "que los rompan".

En declaraciones a los medios durante una visita a la localidad coruñesa de Betanzos, Rajoy afirmó que la no condena por parte de Acción Nacionalista Vasca del atentado de ETA en Durango confirma su "condición de brazo armado de ésta". Además, subrayó su apoyo al Ejecutivo para acabar con la organización terrorista, pero matizó que el final de la banda llegará sólo a través de la acción de las fuerzas de seguridad y de la aplicación de la Ley.

El presidente 'popular' admitió que desde ayer no mantuvo ningún contacto con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aunque aseguró que éste "conoce bien" su postura de rechazo a intentar el fin de la banda a través de una negociación. "Todos los procesos de diálogo se revelaron inútiles", enfatizó.

No obstante, confirmó que durante la jornada de ayer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, informó al interlocutor del PP en estas cuestiones, Ignacio Astarloa, de los detalles del ataque.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Así, además de las medidas de ilegalización de ANV y de ruptura de las coaliciones, hizo un llamamiento a apoyar a las fuerzas de seguridad y a reforzar la cooperación internacional. En este sentido, destacó la intervención de ayer del presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, en la que, durante una visita al País Vasco francés, remarcó su respaldo a la acción policial para acabar con ETA. También aludió a Portugal, en caso de que se confirmen las informaciones sobre la posible presencia de la organización terrorista en el país vecino.

Rajoy reiteró el apoyo de su partido al Gobierno --"es El que debe dirigir la lucha antiterrorista", apuntó-- para lograr la "liquidación de ETA", pero no para ningún tipo de "negociación". "Espero que el Ejecutivo se muestre contundente, si es así el PP estará en primera línea", sentenció.

Además, volvió a proclamar que la banda armada es "una organización criminal que no cambiará hasta que consiga sus objetivos", y añadió que "no los va a conseguir". "Estoy seguro que con el chantaje no va a lograr imponerse a una gran nación, con 45 millones de habitantes y que es la octava potencia mundial", remarcó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies