La analítica descarta la sospecha de botulismo del segundo paciente ingresado en Vigo por consumir jamón ibérico

Actualizado 22/06/2006 21:10:30 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las pruebas analíticas realizadas al segundo paciente de Pazos de Borbén (Pontevedra), un vecino de 51 años de edad, que ayer ingresó en un hospital de Vigo por consumir jamón ibérico de bellota, descartaron que se trate de un segundo caso de botulismo.

Según informó la Consellería de Sanidade, la otra paciente, una mujer de 45 años de edad de la misma localidad, ingresada el martes 20 de junio, sí resultó infectada por esta toxina, por lo que le fue aplicado el tratamiento correspondiente y "evoluciona favorablemente".

La Dirección Xeral de Saúde Pública sospecha que el origen del caso de botulismo detectado está en la contaminación de una partida de jamón ibérico de la marca 'Estirpe Negra', comercializado por Argal, e identificable por el consumidor a través de su fecha de consumo preferente de 1 de noviembre de 2006, que ya fue retirada del mercado.

No obstante, Sanidade recomendó a los consumidores que adquiriesen este producto con anterioridad que no lo consuman, por prevención. El resto de los productos comercializados por la citada empresa "no están afectados" por la orden de retirada sanitaria, insistió la consellería.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies