Arranca el juicio contra 'O Mulo' y su banda, cuyas defensas piden la nulidad de las grabaciones de Vigilancia Aduanera

 

Arranca el juicio contra 'O Mulo' y su banda, cuyas defensas piden la nulidad de las grabaciones de Vigilancia Aduanera

Publicado 22/05/2017 17:40:37CET

PONTEVEDRA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha reservado sala durante toda la semana para el juicio por tráfico de drogas y pertenencia a organización delictiva contra Rafael Bugallo, alias 'O Mulo', y su banda, cuyas defensas han pedido la nulidad de las grabaciones del Servicio de Vigilancia Aduanera.

En el banquillo de los acusados tenían que sentarse 14 personas pero uno de los procesados no acudió, por lo que el tribunal le deducirá testimonio y se le juzgará cuando aparezca.

Al igual que el resto de sus compañeros, todos están acusados de formar parte de una organización criminal, la conocida como la banda de 'O Mulo' que, según el fiscal, tenía como finalidad la introducción de droga en el territorio español por vía marítima. Las autoridades pudieron recuperar más de 3.500 kilos de cocaína en agosto de 2008.

La Fiscalía pide penas entre los 15 y los 17 años de prisión, un total de 214 años entre todos y 22,9 millones de euros de responsabilidad civil por un delito contra la salud pública referido a sustancias que causan grave daño a la salud, en cantidad de extrema gravedad, cometido mediante la utilización de buque y en el seno de una organización delictiva dedicada al narcotráfico, así como un delito de pertenencia a organización criminal.

Como es habitual en este tipo de juicios por narcotráfico, los abogados de las defensas pidieron la nulidad de las grabaciones de las comunicaciones telefónicas realizadas por el Servicio de Vigilancia Aduanera. Los letrados intentaron tumbar la instrucción, que califican de "chapuza". Precisamente las comunicaciones fueron clave en esta operación.

NEGOCIACIÓN DEL TRANSPORTE

En el escrito de acusación de la Fiscalía se relata como los acusados esperaban que la droga llegase en una planeadora para el día 14 de agosto si bien, debido a un error en las comunicaciones, quienes esperaban en tierra para alijar la droga, no pudieron enterarse de que ésta llegaría realmente el día 15.

Así, la lancha acabó fondeada en la zona de Cabo Silleiro y la embarcación, varada y quemada en la playa de A Lanzada para intentar ocultar todas las pruebas posibles. Un nombre destaca entre ellos, el de Rafael Bugallo, conocido como 'O Mulo', considerado el líder de la organización.

Supuestamente él era quien negociaba directamente el transporte de cocaína con los grupos proveedores sudamericanos y se encargaba de construir y equipar lanchas rápidas en dos naves de Cambados.

La Fiscalía Antidroga solicita para 'O Mulo' 17 años de prisión y la prohibición del desempeño de cualquier actividad realizada con la navegación, tanto a nivel lúdico como profesional, durante 15 años después de salir de prisión.

'RATONERO'

El otro gran protagonista entre quienes se sientan en el banquillo es José Luis Devesa, el patrón grovense del 'Ratonero', encargado, según la Fiscalía, de suministrar en altamar combustible a las lanchas rápidas. Se da la circunstancia de que Devesa fue recientemente condenado a 12 años de prisión por otro alijo de 2.200 kilogramos de cocaína, localizado en su barco en 2012.

Para el patrón del 'Ratonero', la Fiscalía reclama 11 años por un supuesto delito contra la salud pública y cuatro por pertenencia a organización criminal.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies