Los asalariados gallegos perdieron 1.211 millones desde 2007 y las empresas ganaron 523

Publicado 21/06/2016 14:56:12CET

   El sindicato apela a los partidos que se presentan el 26J y dice que "urge cambiar este modelo de crecimiento injusto y desequilibrio"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

   UGT estima que desde el año 2007 los asalariados gallegos perdieron 1.211 millones de euros, mientras que las empresas "ganaron 523", según sus cálculos.

   En un comunicado, la central advierte de que "urge cambiar este modelo de crecimiento injusto y desequilibrio que incrementa la desigualdad y la pobreza".

   Al respecto, indica que una aproximación al reparto de la riqueza con una desagregación del PIB en términos de renta refleja que "si en el año 2000 el conjunto de la población asalariada percibía en Galicia el 46,5% del PIB y el empresariado el 43,4%, pasados 15 años, se le da la vuelta a esta situación". "La población asalariada percibe el 44,5% del PIB pero es que en el caso de los empresarios sube hasta el 45,3%", apunta.

   Para el sindicato, resulta "evidente" que el reparto del PIB "empeoró claramente" para los salarios frente a la ganancia "considerable" del excedente y de las rentas mixtas en relación al PIB. "Existe un claro trasvase del que salen ganando las rentas empresariales", incide.

   Así, aunque señala que sería "razonable" pensar que con la crisis se reduciría el montante total de salarios y beneficios, advierte de que "no fue así en términos agregados".

   "Si se compara el montante total destinado a las personas trabajadoras en los años 2007 y 2015 se observa una disminución del 4,6%, mientras que los excedentes aumentan un 2,1%", explica. "En términos absolutos, los salarios pierden 1.211 millones de euros en el periodo de crisis y los excedentes ganan 523 millones", agrega.

REFORMAS LABORALES Y DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

   UGT insiste en que los trabajadores "fueron los grandes paganos de una crisis que ellos no generaron" y reitera que "las grandes culpables", a su juicio, fueron las reformas laborales y de la negociación colectiva.

   Las nuevas normativas, critica, "contribuyen de forma decisiva a la pérdida de renta de los salarios, dejando el porcentaje de remuneraciones de las personas asalariadas en mínimos históricos, todo lo contrario que les pasa a los excedentes de explotación/rentas mixtas".

BAJOS SALARIOS Y RECORTES

   En esta línea, censura igualmente los "bajos salarios y recortes impuestos", a los que responsabiliza del incremento de los niveles de pobreza y exclusión social.

   Por ello, considera que los sueldos "tienen que empezar a crecer para impulsar el empleo de calidad, fomentar el cambio de modelo productivo, recomponer los ingresos de la Seguridad Social y reducir los niveles de desigualdad y pobreza".

   A los partidos que se presentan a las elecciones del 26 de junio les dice que "deben comprometerse a llevar a cabo políticas que den cumplimiento a estas premisas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies