La asociación DMD Galicia, "contenta" porque el "calvario de Andrea acabase"

Actualizado 06/10/2015 12:57:05 CET

Lamenta que la niña y su familia "hayan tenido que sufrir" y recuerda que la ley de autonomía del paciente "está muy clara"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La sección gallega de la Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) se ha mostrado este martes "contenta" porque el "calvario de Andrea acabase" tras acordar el equipo médico del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) retirarle la alimentación artificial, al tiempo que ha reclamado un "debate social" para poder "morir con dignidad" en el país.

En declaraciones a Europa Press, la presidenta de DMD Galicia, Emilia Irimia, ha subrayado que la ley de autonomía del paciente "está muy clara", por lo que ha lamentado que esta niña de doce años y su familia "haya tenido que sufrir" estos días hasta lograr que se atendiera su petición de una muerte digna para la menor, que padece una enfermedad neurodegenerativa irreversible.

"No tenía que haber sucedido", ha sostenido. "Nos alegramos de que Andrea se pueda ir en paz", ha añadido para trasladar su apoyo a la familia ante la situación que les espera. "Si los padres piden la retirada del tratamiento, la situación de Andrea no puede ser determinante", ha puntualizado en relación a la ley.

En relación al caso de esta niña gallega, DMD reclama que "sirva para abrir un debate social, rápido y claro" sobre la vida y la muerte digna. Si bien ha considerado que la ley gallega de junio al respecto "es suficiente", ha precisado que "cuando se da (un caso como el de Andrea) es por empecinamiento de unas personas". "Creo que sí es suficiente para poder morir con dignidad", ha asegurado en relación a la normativa de Galicia.

En este sentido, ha destacado que si el caso de Andrea "sirve para cumplir la ley y la voluntad del paciente puede ser un hito real". "Si se sigue la ley no habría ningún problema", ha abundado.

"NUEVO CAMINO"

"Sería una situación ideal que se abriera un nuevo camino en Galicia", ha señalado la presidenta de DMD Galicia en relación al "primer caso" de muerte digna que se reclama tras "la promulgación de la ley" gallega en junio.

Según ha manifestado, los estudios de DMD constatan que "la muerte digna en otras comunidades no ha mejorado mucho". "Los padres de Andrea buscaban una muerte digna sin dolor para su hija", ha apostillado para subrayar que "en España se muere mal" porque, entre otras cuestiones que alega, "hay médicos que pretenden imponer su voluntad a la del paciente".

Por ello, insiste en la necesidad de "un debate serio en la sociedad" sobre esta cuestión y ha recordado que en España el "70%" de la población "está a favor de la eutanasia". De este modo, aboga por "cambiar la cultura de la muerte".

"Seamos conscientes de que todos vamos a morir. Va a ser un momento siempre traumático pero hay que ayudar a la persona terminal a sacarle esa angustia", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies