Cerca de un millar de personas muestra su rechazo y su repulsa en las ciudades gallegas

 

Cerca de un millar de personas muestra su rechazo y su repulsa en las ciudades gallegas

Actualizado 04/12/2008 14:41:17 CET

Quintana lamenta el asesinato de una persona dedicada a "trabajar" y Feijóo pide acabar con ETA "con las armas del Estado de Derecho"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un millar de personas se concentró hoy en las siete principales ciudades gallegas para mostrar su rechazo y su repulsa por el último atentado de la banda terrorista ETA perpetrado ayer en la localidad guipuzcoana de Azpeitia y mostraron su solidaridad por el asesinato del empresario Ignacio Uría.

En Santiago de Compostela, el máximo mandatario autonómico, Emilio Pérez Touriño, acompañado de varios conselleiros --José Luis Méndez Romeu, María José Rubio o José Ramón Fernández Antonio--, presidió una concentración silenciosa que comenzó en torno a las 12.00 horas y que finalizó con el aplauso de los congregados.

Asimismo, la corporación municipal de la capital gallega --salvo el alcalde que se encuentra en un viaje oficial-- varios diputados autonómicos, funcionarios del Ayuntamiento, responsables políticos y ciudadanos se sumaron a la convocatoria de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), que en Santiago tuvo lugar en la Praza do Obradoiro, ante la Casa Consistorial.

Mientras tanto, en la Cámara gallega el presidente de la Comisión de Sanidade, Franciso Cerviño, aludió a las concentraciones silenciosas y disculpó el hecho de que otros parlamentarios no pudiesen acudir a esta convocatoria debido a la actividad en el Pazo do Hórreo.

UNA PERSONA DEDICADA A TRABAJAR

Por su parte, el vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, acudió al acto de Pontevedra, donde desarrolló su agenda de hoy, y en el que se congregó un centenar de personas ante la Subdelegación del Gobierno, entre los que se encontraba el titular de esta institución, la corporación municipal y otros representantes políticos.

En declaraciones a los medios tras los minutos de silencio, el número dos del Gobierno gallego mostró su "enérgica condena" al "terrorismo salvaje y sin sentido" de ETA, que "sólo consigue llenar de rabia el corazón de tanta gente".

Además, Anxo Quintana lamentó que la banda "esta vez haya escogido para su acción asesina" a una persona cuya "actividad en el vida fue trabajar y generar empleo y riqueza".

ATENTADO "CONTRA EL DESARROLLO"

A este respecto, el alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, también puso de manifiesto que esta acción "violenta", que "nunca tuvo sentido, en este momento mucho menos", ya que el último asesinato "fue contra el desarrollo y el progreso del país", lo que "es lamentable".

Por ello, tras una concentración silenciosa que aglutinó a unas 200 personas durante cinco minutos en la Praza Maior de la capital ourensana, Rodríguez reclamó "una vez más la firmeza democrática para luchar contra esta tragedia violenta, que no va ningún lado".

También en la ciudad de As Burgas, el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, que estuvo en una concentración en el Centro Cultural de la Diputación, condenó que "ETA siga asesinando a personas inocentes".

"LO MATARON POR SER BUENA PERSONA"

En declaraciones a los medios, Feijóo, acompañado por el presidente del ente provincial, José Luis Baltar, abogó por "acabar" con la banda terrorista "con las armas del Estado de Derecho" ya que, si no, "ETA seguirá asesinando lamentablemente".

En A Coruña, se concentraron unas cien personas que, por boca del alcalde de la ciudad herculina, Javier Losada, transmitieron su solidaridad y el cariño con la familia de Ignacio Uría, al que "mataron por ser buena persona, un empresario y patriota". "Por eso lo escogieron como diana esos cobardes asesinos que sólo pretenden acabar con la gente que quiere que su país progrese", condenó el primer edil.

El regidor de A Coruña recriminó que a la banda terrorista "le interese que Euskadi vaya mal", ante lo que proclamó que "no se le puede consentir" esta acción. "Sólo debemos encerrarlos y condenarlos democráticamente por los viles asesinatos", concluyó.

"RECONOCIMIENTO" AL EMPRESARIADO VASCO

Por su parte, la Praza de Armas de Ferrol acogió a unas cien personas que guardaron silencio en señal de repulsa en un acto presidido por el alcalde, Vicente Irisarri, quien leyó un manifiesto en el que hizo un "reconocimiento y apoyo" al empresariado vasco.

Así, destacó el "compromiso emprendedor y de creación de empleo" de los empresarios de Euskadi que "tienen que soportar el acoso constante de la banda terrorista". Además, expresó su "más contundente repulsa" en nombre de la corporación a "esta acción asesina", al tiempo que manifestó su "firme esperanza por que pronto se pueda conocer el fin de la barbarie terrorista".

"ÁNIMO" A EUSKADI

Además, en Lugo unas cien personas secundaron la convocatoria, que se prolongó durante cinco minutos bajo ante la Casa Consistorial presidida por el alcalde, Xosé Clemente López Orozco, y la corporación municipal.

Tras los aplausos que rompieron los cinco minutos, López Orozco animó a los empresarios vascos a que sigan creando riqueza y generando empleo.

También en Vigo cerca de un centenar de personas entre miembros de los tres grupos, de la diputación y funcionarios del consistorio guardaron tres minutos de silencio en la lonja del Ayuntamiento debido a las inclemencias meteorológicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies