El autor confeso del crimen de la calle Oporto vuelve a juicio esta semana tras ser absuelto de asesinato

Actualizado 12/09/2010 14:52:56 CET

El TSXG anuló la primera sentencia y vuelve a enfrentarse a una petición de 60 años de cárcel

VIGO, 12 Sep. (EUROPA PRESS) -

El autor confeso del conocido como crimen de la calle Oporto de Vigo volverá a ser juzgado a partir de este jueves después de que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) anulase la vista y la sentencia en la que un jurado popular lo absolvió del asesinato de Isaac Pérez Triviño y Julio Anderson Luciano, cometido en el verano de 2006.

Jacobo Piñeiro Rial fue condenado a 20 años de prisión por un delito de incendio y absuelto de los dos asesinatos --pese a que reconoció ser autor del doble crimen ante el tribunal que le juzgó--, tras un polémico veredicto en el que el jurado popular aceptó su versión de que había actuado por un "miedo insuperable a ser violado".

El TSXG anuló esta sentencia y ordenó la celebración de un nuevo juicio, que ha sido fijado para los días 16 al 24 de septiembre, en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra en Vigo. Así, tras la elección de un nuevo jurado, Jacobo Piñeiro --que está en libertad desde el pasado 13 de julio, al haberse agotado el período de prisión provisional-- volverá a sentarse en el banquillo de los acusados como presunto autor de la muerte de Isaac y Julio, a los que asestó 57 puñaladas.

El caso del crimen de la calle Oporto ha estado rodeado de polémica desde que, el año pasado, el veredicto de un jurado popular determinase que Jacobo Piñeiro no era culpable de asesinato, sino de un delito de incendio --ya que prendió varios focos de fuego en el piso donde se produjo la muerte de los dos jóvenes--.

Tras la sentencia, tanto la Fiscalía como la acusación particular, que representa a la madre de una las víctimas --Marta Pérez Triviño--, se pusieron en marcha para pedir la nulidad del procedimiento y solicitar que se fijase un nuevo juicio por las "irregularidades" de un veredicto que consideraban no estaba bien razonado.

ANULACIÓN

El alto tribunal gallego anuló la sentencia y ordenó un nuevo juicio, pese a los intentos de la defensa por impedirlo recurriendo ante el Tribunal Supremo. No obstante, los plazos se fueron agotando y, llegado el 13 de julio, finalizada la prisión provisional, Jacobo Piñeiro fue puesto en libertad por orden judicial.

Las acusaciones trataron de impedir una posible fuga del acusado y pidieron, en el caso del abogado de Marta Pérez, una prórroga de la prisión provisional; y en caso de la Fiscalía, una pulsera telemática de seguimiento. El juez desestimó estas peticiones, aunque ordenó la comparecencia diaria de Piñeiro en los juzgados.

Ahora, este joven vuelve a enfrentarse a un juicio en el que se piden para él 60 años de prisión por dos delitos de asesinato y uno de incendio.