La autoría del ataque de Negreira apunta a "gente del mismo signo" que otros atentados, según el delegado del Gobierno

Actualizado 09/11/2011 20:23:32 CET

Pose censura que "quieren entorpecer" el proceso electoral, mientras el PSOE cambiará de sede para preservar la seguridad de los vecinos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Galicia, José Manuel Pose Mesura, ha señalado que "todo apunta" a que el "conato de atentado" registrado esta madrugada contra la sede del PSOE en Negreira (A Coruña) fue perpetrado por "gente del mismo signo que otros" ataques similares, en referencia al entorno del independentismo radical.

En declaraciones a Europa Press, Pose Mesura ha indicado que el 'modus operandi' es "el mismo" que en otros ataques, que fueron vinculados con el movimiento independentista radical Resistencia Galega, aunque ha aclarado que por el momento no se ha producido ninguna reivindicación de esta última acción y aún no hay detenciones.

El ataque se produjo sobre las 3.30 horas, cuando el artefacto fue dirigido contra la sede del PSOE, ubicada en una zona céntrica de Negreira, pero éste se desvió y su trayectoria no llegó a alcanzar las instalaciones de la agrupación local, de forma que no se produjeron daños ni personales ni materiales.

"Que sepan que los vamos coger", ha subrayado Pose Mesura, quien ha censurado que "quieren entorpecer el proceso" de la campaña electoral del próximo 20 de noviembre y "meter miedo". Pose Mesura ha realizado un llamamiento a la tranquilidad de la población ante la sucesión de este tipo de ataques.

"Son terroristas sin ningún tipo de paliativos", ha proclamado el delegado del Gobierno, quien ha afirmado que está en marcha "un sistema operativo muy importante", dada la cercanía el proceso electoral, y ha destacado que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado "trabajan incesantemente" para acabar con este tipo de hechos. La Policía Científica ya ha abierto la correspondiente investigación por el suceso de esta madrugada.

SEDE APEDREADA

El pasado mes de enero, la sede del PSOE en Negreira ya había sido apedredada, por lo que el partido ha decidido abandonar el actual emplazamiento de la agrupación local para "evitar poner en riesgo a los vecinos", que se encuentran "un poco asustados.

"Lo primero es la seguridad de los vecinos", ha señalado a Europa Press el portavoz municipal del PSOE, Jorge Tuñas, quien ha expuesto que ahora buscarán "con calma" otra ubicación para la sede, porque la actual está en el bajo de una casa antigua con varios elementos de madera. En cualquier caso, Tuñas ha señalado que nunca habían recibido ningún tipo de amenaza.

OTRAS EXPLOSIONES

En los últimos tiempos en Galicia se han registrado explosiones de artefactos en sedes de partidos políticos y sindicatos, sin que hubiese que lamentar víctimas, pero sí se han producido daños materiales. La última acción violenta de este tipo se produjo el pasado 10 de octubre, cuando fue encontrado un artefacto explosivo en un cajero de NCG del barrio vigués de Bouzas, que fue detonado por artificieros.

Asimismo, el pasado 26 de septiembre colocaron un artefacto de fabricación casera en la casa natal de Manuel Fraga, en Vilalba (Lugo). La explosión provocó algunos daños materiales como la rotura de la puerta de entrada del inmueble, que alberga la Fundación Manuel Fraga, y de cristales de algunas viviendas adyacentes, pero no hubo que lamentar heridos. Este artefacto estaba compuesto de dos bombonas de cámping gas y pólvora negra y su autoría fue atribuida al independentismo radical.

Previamente, a mediados del pasado mes de junio se registró otro de estos atentados a pequeña escala en la sede del PP de Ordes (A Coruña) y también fue vinculado con el entorno del independentismo radical.

En marzo de este año, un dirigente comarcal de Vigo de la Central Unitaria de Traballadores (CUT) y un afiliado de este sindicato, ambos trabajadores del sector de la construcción naval, fueron detenidos por su supuesta relación con los atentados con artefactos incendiarios contra las agrupaciones socialistas de diversas localidades, así como del PP y de otros sindicatos.

En enero de este año, fue atacada con dos artefactos incendiarios la sede del PSdeG de Betanzos (A Coruña) y, ya en diciembre de 2010, un artefacto provocó daños materiales en la sede del PSdeG de Cacheiras, en el municipio coruñés de Teo, pero previamente también habían sido atacadas dependencias de este partido en A Estrada, en Salceda y en Salvaterra do Miño (Pontevedra).

El PP también ha sufrido otros ataques a sus sedes, como los registrados con cóctel molotov en abril de año pasado en las oficinas de Nigrán y de Gondomar (Pontevedra).

También se produjeron otras acciones violentas en entidades financieras, como por ejemplo la colocación de un artefacto explosivo en otro cajero de Novacaixagalicia de Vigo, en febrero de este año, que no llegó a explotar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies