El Ayuntamiento de A Coruña encarga un estudio del botellón para decidir dónde ubicar las concentraciones de jóvenes

Actualizado 02/11/2007 17:29:12 CET

Las conclusiones preliminares señalan que los jóvenes estarían dispuestos a "moverse de sitio" a un lugar donde no haya que pagar

A CORUÑA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de A Coruña, Henrique Tello, anunció hoy que el consistorio encargó un estudio a una empresa con sede en Madrid para que estudie el problema del botellón en la ciudad y pueda dar "una solución científica", sobre la que el Gobierno local tomará medidas.

Tello reconoció que esta decisión surgió de un encuentro con el presidente de las Asociación de Bebidas Espirituosas de la ciudad, además de con responsables de otras entidades de la ciudad que han padecido también el problema de la bebida de alcohol en la calle y en horas nocturnas.

Así, explicó que unos expertos procedentes de Madrid, en colaboración con otros coruñeses, trabajaron varios días en la ciudad entrevistándose con afectados, hosteleros y con jóvenes que practican el botellón para la próxima semana desarrollar una segunda fase de la que se extraigan unas conclusiones que pueda utilizar el Gobierno local para poner en marcha una ordenanza específica sobre esta cuestión.

El edil nacionalista reconoció "haber llegado al convencimiento" de que es fundamental hablar con los propios jóvenes que participan el los botellones para "saber qué es lo que quieren y lo que están dispuestos a hacer por evitar el problema, pues esta sería "la forma más fácil de encontrar una solución".

CONCLUSIONES.

De momento, Tello evitó explicar las conclusiones en detalle del estudio, ya que éste no está finalizado, pero aseguró que "los jóvenes son conscientes de que molestan y están dispuestos a moverse de sitio, quieren protección institucional, piden un sitio en el que no haya que pagar y, si es posible, que tenga música y pinchos". Además aseguró que las conclusiones del estudio valdrán también para "saber dónde ubicarlos", en un lugar que será "acorde con lo que ellos estén dispuestos, para no chocar".

Ante esto, Tello comentó que "es imprescindible respetar el derecho al descanso y preservar la limpieza y la tranquilidad", pero también "hay que defender el derecho de los mayores de edad a salir, divertirse y beber", dos hechos que "son incompatibles donde se producen". No obstante, pidió que no se mezcle "lo moral, lo político, lo religioso y lo cívico".

Finalmente, dijo que la entrada en el gobierno del BNG "ha sido fundamental para que el botellón se convierta en objeto de interés", algo que, en su opinión demuestra que "la población cree que se puede atajar" pues "era un tema olvidado que ocurría desde hace mucho tiempo".