El Ayuntamiento de Lugo reconoce que había alimentos "a punto de caducar" en el servicio municipal de comida a domicilio

Actualizado 17/06/2009 21:15:29 CET

LUGO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La concejala de Benestar Social del Ayuntamiento de Lugo, Carmen Basadre, reconoció hoy que había alimentos "a punto de caducar" entre los que almacenaba el servicio municipal de comida a domicilio, aunque defendió ante la prensa el "buen estado" de este sistema.

En esta línea, la concejala explicó que la empresa concesionaria "no cumplió determinados aspectos" del contrato, motivo por el cual el ayuntamiento "actuó de forma urgente" y la sancionó. En esta línea aseguró que "nunca se distribuyeron víveres en mal estado", aunque si reconoció que "había comida" que estaba "a punto de caducar".

El Gobierno local retiró la concesión durante 15 días a la empresa que presta este servicio, Ucalsa, por estos fallos en el suministro. Ésta firma se dedica a repartir estos menús entre la población mayor de la ciudad de las murallas.

Carmen Basadre se quejó del "alarmismo" que propició el grupo municipal del PP cuestionar sí la comida que se sirvió llegó en buenas condiciones. En esta línea, valoró que el Ejecutivo local detectase este problema a tiempo, y aludió al "control" que el Ayuntamiento ejerce sobre las empresas concesionarias.

"Actuamos de forma urgente, como se tiene que hacer", señaló la concejala, "hacemos control sobre las empresas y llamamos a los usuarios y les hacemos visitas continuadas, de ahí que detectáramos eso hace quince días y fue el tiempo que se le dio a la empresa para rectificar y para que cumpliera los compromisos que firmó en su día", añadió.

NO CUMPLIÓ LO PACTADO

La empresa reconoció ante la edil que no había cumplido lo pactado y que algunos usuarios quedaron sin comida, ya que se les estropeó el transporte y "no avisaron al ayuntamiento aunque sí a los beneficiarios".

Además, tampoco se respetó la periodicidad del reparto, de dos veces a la semana, y no repartieron "a la mitad de los usuarios un día y a la otra mitad otro". "Otra de las cuestiones es que es gente mayor y tienen que poner un etiquetado visible para que los mayores lo vean correctamente y vean bien y claro todo lo que contiene su comida, para que días es, cuando caduca y lo que contiene. Eso es lo que les exigíamos", concluyó Basadre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies