El Ayuntamiento de Vilanova (Pontevedra) ofrece un millón de euros a la Agencia Tributaria por el Pazo de Vista Real

Actualizado 10/12/2010 14:14:11 CET

El alcalde afirma que hay más ofertas y avanza que si no se le adjudica iniciarán los trámites para expropiarlo

VILANOVA DE AROUSA (PONTEVEDRA), 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ayuntamiento pontevedrés de Vilanova de Arousa presentó una oferta de 1.085.000 euros al proceso de adjudicación directa que la Agencia Tributaria ha llevado a cabo para subastar el Pazo de Vista Real, un inmueble que fue decomisado al conocido como clan de los Charlines.

Este pazo fue sacado a subasta en el mes de octubre por la Agencia Tributaria con un precio inicial de dos millones de euros, pero la puja quedó desierta tanto en la primera como segunda licitación, por lo que se abrió un procedimiento de adjudicación directa, cuyo plazo terminó este jueves, en el que todos los interesados podían presentar una oferta por el inmueble en sobre cerrado.

Una vez finalizado este plazo, el alcalde de Vilanova, Gonzalo Durán, ha hecho público este viernes la cuantía de la oferta municipal, así como el proceso por el que se definió esta cantidad.

Durán recordó que el Ayuntamiento solicitó dos tasaciones a "dos empresas que trabajan para dos bancos", y cuyos resultados dejaron "descolocados" a la junta de portavoces, porque una cifraba el valor del inmueble en casi 500.000 euros y la otra en 1,5 millones.

Finalmente, la cuantía fue determinada, "con el voto unánime de toda la corporación", en función de la tasación del arquitecto municipal, que cifró el valor de esta finca de 37.000 metros cuadrados en la que se sitúa un pazo del siglo XVIII en 1.096.549 euros.

BENEFICIADOS

La corporación optó situar su oferta 11.000 euros por debajo de esta cantidad para que la cuantía final no superase el diez por ciento del presupuesto ordinario del Ayuntamiento, y que así pudiese ser aprobada por la Junta de Gobierno, sin llevarla a pleno para "no desvelar" sus "cartas y hacerlo público".

"Nosotros podíamos haber hecho una oferta a la baja a ver si colaba", añadió Durán, quien incidió en que todos los grupos con representación en la corporación tuvieron en cuenta que las "principales beneficiarias de este dinero" son la ex trabajadoras de la conservera que fue propiedad de la familia Charlín --Charpo--, que fueron despedidas cuando esta empresa fue intervenida por la Audiencia Nacional, y a la que todavía se le adeudan parte de sus indemnizaciones.

MÁS OFERTAS

Durán ha afirmado que la del ayuntamiento no es la única oferta presentada a la Agencia Tributaria por este inmueble. "No sabemos si no los van a adjudicar", dijo pero matizó que, en caso de que su oferta no fuese la más alta no se van "a rasgar las vestiduras". "Iremos al proceso de expropiación", avanzó.

La apertura de los sobres con las ofertas se llevará a cabo el próximo miércoles 15, aunque el regidor vilanovés matizó que tampoco "es seguro" que ese día se sepa quién será finalmente el comprador, puesto que para concurrir a este proceso no era preciso depositar un aval. Por ello, "puede ser que alguien haga una oferta y después no presente el dinero", añadió Durán.

En cualquier caso, si finalmente otro pujador adquiriese el inmueble, el Ayuntamiento iniciaría los trámites municipales para proceder a su expropiación, por lo que "al final siempre caerá en manos del Ayuntamiento", tanto de una forma "inmediata" como a través de un proceso podría durar en torno a un año, según cálculos del alcalde.

Por otra parte, Durán también aseguró no entender como alguien puede presentar una oferta por un bien "que sabe que, aunque lo compre, se va a expropiar", y asimismo explicó que el Ayuntamiento pedirá un crédito para financiar la operación mientras aguarda por el cobro de 915.000 euros de un convenio urbanístico por la construcción de una gran superficie comercial en el término municipal.

En el caso de que finalmente el Ayuntamiento se haga con la propiedad del inmueble, Durán ya adelantó que no acometerán "gastos mayores" sin contar con la colaboración de otras instituciones, aunque intentarán que los vecinos puedan empezar a disfrutar de esta finca ubicada en la parroquia de Caleiro habilitando sus jardines.

También solicitarán a la Xunta la construcción de un centro de día en este terreno, apostando por la opción de que, en lugar de rehabilitar una parte del pazo, lo cual sería "mucho más caro", se construya un edificio anexo que "no produzca impacto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies