Benestar modifica el programa de acogimiento familiar con el fin de "agilizar" la tramitación y el pago de retribuciones

Actualizado 02/04/2010 14:11:03 CET

Simplifica los sistemas de aprobación y pago y libera a Cruz Roja de obligaciones para que "se centre" en la difusión y asesoramiento

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Traballo e Benestar ha realizado modificaciones en el programa de acogimiento familiar con la intención de "agilizar" tanto su tramitación como el pago de las retribuciones, según destacó en un comunicado.

Así, adoptó medidas como la eliminación --en el convenio de colaboración con Cruz Roja-- de la obligación de retribuir directamente a las familias acogedoras. De esta forma, busca que el colectivo "se centre íntegramente" en las actividades de difusión del programa, de selección y asesoramiento a las familias.

Hasta ahora, esta organización se ocupaba de los pagos, pero, según apuntó Benestar, "debido al aumento de las retribuciones en los últimos años", la cantidad del convenio "no era suficiente". De ahí que "en un gran número de casos" tenían que atenderse directamente por la Administración, "lo que dificultaba el control y la gestión", subrayó.

Por otra parte, la consellería simplificó el sistema de aprobación de los acogimientos familiares. Así, los departamentos territoriales conocen desde el primer mes del año el importe máximo del que pueden disponer para la retribución, por lo que, cuando contactan con una familia, "ya saben si va a ser viable económicamente" y pueden formalizar el acogimiento "sin dilación", al no requerirse la aprobación posterior del servicio central.

Por último, también se modificó el sistema de pago, que "hasta ahora" era "complejo y dilatado", resaltó el departamento, sobre todo en lo que se refiere al traslado de documentación entre los servicios territoriales y el central.

"PRIORIDAD"

El objetivo último de estos cambios, indicó Benestar, es "favorecer" el proceso para los menores y para las unidades familiares que los acogen, motivo por lo que el programa contó con un presupuesto de 3,6 millones de euros en 2009. En dicho ejercicio, participaron un total de 1.395 familias y 1.793 menores.

Al respecto, la secretaria xeral de Familia e Benestar, Susana López Abella, calificó el acogimiento como "una de las modalidades" de la guarda de los menores por parte de la Administración "más importantes", con la que la Xunta pretende "conseguir que el menor esté dentro de una familia y pueda, después, volver a incorporarse a la suya".

López Abella aseguró que los cambios serán "útiles" y señaló que reflejan "la preocupación del Gobierno gallego por priorizar esta modalidad sobre la residencial", al permitir a los menores "permanecer en sus entornos familiares o en núcleos familiares de familias ajenas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies