Blanco confirma su "voluntad" de definir el mapa de cercanías gallego y lo abordará con la Xunta en una próxima reunión

Actualizado 04/12/2009 20:37:52 CET

Ministro y Hernández destacan la importancia de poner en servicio de 4 subtramos del AVE que reduce a 35 minutos el tren A Coruña-Santiago

A CORUÑA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Fomento, José Blanco, confirmó hoy su intención de potenciar las infraestructuras de proximidad ferroviarias y anunció que en la próxima reunión sectorial que prevé mantener con el conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas, Agustín Hernández, se "definirá" el mapa cercanías de Galicia.

Ante los medios de comunicación, tras realizar el recorrido Santiago-A Coruña en la nueva vía electrificada por la que circulará el tren de alta velocidad gallega y que permitirá, mientras tanto, reducir a 35 minutos el trayecto, José Blanco explicó que tiene "voluntad" de abordar una red de infraestructuras de cercanías de "forma coordinada".

"Sé que hay gente que todavía pide más", admitió, coincidiendo con la protesta de una veintena de personas pertenecientes a la plataforma 'Salva o tren' y que, a la llegada del ministro, coreó protestas para demandar el mantenimiento de los trenes de proximidad ante la "paulatina" desaparición de estaciones que no pertenecen a las grandes ciudades.

Precisamente, la portavoz de esta Plataforma, Lucía Latorre, lamentó que cuando llegue el AVE a Galicia, "el rural quedará totalmente aislado" y avisó de que la alta velocidad es "compatible con un tren de cercanías". Además, criticó que "mientras Blanco da 8.000 a Cataluña y 5.000 millones a Madrid para cercanías, a Galicia le quita lo poco que tiene".

REDUCCIÓN DE 35 MINUTOS

El viaje de hoy, al que también asistieron el conselleiro Hernández y el titular de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza, Alfonso Rueda, se produjo después de que entrasen en funcionamiento los cuatro subtramos que estaban en ejecución del Eje Atlántico y correspondientes a la línea entre A Coruña y Santiago. En total, tienen una longitud conjunta de 21,2 kilómetros y completan un trazado entre las dos ciudades gallegas de 61,7 kilómetros.

Para ellos, el Ministerio de Fomento destinó a 260,4 millones de euros, a los que hay que añadir los 371,5 millones de euros invertidos en el resto del tramo Santiago-A Coruña. Tras la conclusión de estos últimos kilómetros, las pruebas y ajustes técnicos que se están realizando, todo el nuevo trazado ferroviario entre A Coruña y Santiago, se pondrá en servicio el próximo domingo 13 de diciembre, cuando realmente se reducirá el viaje entre ambas ciudades de 45 a 35 minutos.

Con esta actuación, se encuentran ya en servicio 16 subtramos del Eje Atlántico entre Vigo y A Coruña, que suponen 88,7 kilómetros de nuevo trazado, mientras que el resto está en fase de obras.

Por su parte, el conselleiro de Infraestruturas celebró la puesta en servicio de este tramo y consideró que "solemniza el albor de un nuevo tiempo para el ferrocarril" en Galicia. Asimismo, puso de manifiesto que el próximo 20 de diciembre se cumplen "nueve años de la firma del primer acuerdo" entre la Xunta presidida por Manuel Fraga y el Ministerio de Fomento, dirigido por Álvarez Cascos.

COLABORACIÓN INSTITUCIONAL

Durante su intervención ante los medios, Blanco recordó el acuerdo con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, firmado en julio de este año y que es conocido como el 'Pacto do Obradoiro'. "He seguido y voy a seguir haciendo un estricto control del calendario de licitaciones", aseveró.

Así, proclamó que "hoy se puede decir que la alta velocidad comienza a llegar a Galicia" y certificó que "esto es un camino sin retorno". "Es un paso muy pequeño, pero un paso importante", ilustró el ministro, quien explicó que Galicia contará, hasta abril de 2010, con 15 nuevos trenes --cuatro de ellos ya en activo--, lo que supone una inversión de 80 millones de euros.

Todo ello --aseveró-- para "cumplir con el deber garantizar la alta velocidad a Galicia en las mismas condiciones que el resto de España". "Es mi deber como ministro y un reto personal", manifestó, y recordó que, por ejemplo, en el tramo entre Cededo y Oporto ya se ha conseguido la exención de vía y se licitarán las obras el año que viene.

Para el mandatario estatal, haber completado el trazado de la alta velocidad entre A Coruña y Santiago "es parte de un proceso transformador" para Galicia y destacó que "hay voluntad política en el discurso insistió en la colaboración institucional". En estos términos también se pronunció Agustín Hernández, quien apostó por "avanzar" en las vías de comunicación.

Así, Hernández destacó la voluntad de hacer el "camino" que une a Galicia con el Estado, de "construir un proyecto común e ilusionante" en el que las nuevas infraestructuras aproximen y unan "cada vez más". Además, añadió que "gracias a ese esfuerzo recíproco y con el espíritu de colaboración institucional de la Xunta, Galicia mejorará en poco tiempo las infraestructuras en calidad y eficacia".

Además, José Blanco subrayó que 2009 "será el año de mayor inversión ejecutada de Fomento en toda su historia", mientras que 2010 "superará todos los antecedentes previos". "Este es el verdadero plan Galicia, el que se construye con los hechos", apuntó y se mostró "satisfecho" de que se pueda impulsar de la mano del entendimiento.

APROBACIÓN CONSEJO DE MINISTROS

Por otro lado, Blanco recordó que el Consejo de Ministros dio luz verde hoy a la licitación del montaje de la vía en el eje Ourense-Santiago, que pertenece al Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad, con un presupuesto que alcanza los 26.024.072 euros, aunque el valor total de la obra ascenderá 107,6 millones de euros al sumarle el suministro de material para ejecutar la obra.

La licitación también incluye el montaje de vía del ramal ferroviario de 1,1 kilómetros de longitud, que conectará el eje Ourense-Santiago, con el eje atlántico del AVE gallego. Con el objetivo de "minimizar" el impacto de las obras, que serán licitadas por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), están previstas una serie de medidas encaminadas a buscar el "máximo respeto" con el entorno, entre las que destacan la protección y conservación de los suelos y la vegetación, así como la protección de las aguas y del sistema hidrológico.

También incorpora la prevención del ruido en áreas habitadas y todas las medidas necesarias contra la erosión, además de las que vayan dirigidas a la recuperación ambiental e integración paisajística.

Entre las características que definen esta obra, se encuentran los 87,1 kilómetros de longitud, de los cuales 43 se corresponden al tramo Ourense-Lalín y los otros 44,1 restantes al comprendido entre Lalín y Santiago. De este modo, se reducirá la distancia entre ambas capitales 38,9 kilómetros.

CONSTRUCCIÓN LÍNEA

Además, el Consejo de Ministros acordó hoy encomendar a la entidad pública de infraestructuras la construcción del tramo Olmedo-Medina-Zamora-Puebla de Sanabria-Lubián-Ourense de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia. El objetivo de esta encomienda es "agilizar la construcción de esta línea", según el ministerio.

Hasta este momento, la construcción de la línea de alta velocidad a Galicia, en ese tramo, se está llevando a cabo por el Ministerio de Fomento con cargo a recursos de la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies