Blanco subraya que fue "víctima de un infundio político" y señala que se abre "un nuevo tiempo" para él

José Blanco
EUROPA PRESS
Actualizado 18/07/2013 21:55:26 CET

Recuerda la importancia de la presunción de inocencia y pide que el infundio "deje de ser un instrumento político"

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El diputado del PSOE por Lugo y exministro de Fomento, José Blanco, ha mostrado este jueves su "satisfacción" por el archivo de la causa que se seguía contra él por el 'Caso Campeón' y que ha decretado el Tribunal Supremo, ha subrayado que "ha quedado claro que fue víctima de un infundio político" y, aunque se ha ratificado en que no volverá a la primera línea política, ha proclamado que, con esta decisión, se abre "un tiempo nuevo" para él.

En una rueda de prensa ofrecida en el Congreso, Blanco ha confesado que los casi dos años que ha durado este procedimiento han sido "muy duros y muy difíciles" para su familia, sus amigos, sus compañeros y su partido.

"Lamentablemente mi padre no puede vivir este momento", se ha lamentado, antes de agradecer el apoyo a todos los que han mostrado su confianza en él durante todo este tiempo porque su aliento, ha admitido, le ha servido "para mucho". "No lo olvidaré, en algún caso no lo olvidaré singularmente", ha dicho, sin querer revelar ningún nombre.

Eso sí, ha querido dejar claro que no ha echado de menos ningún apoyo. Al contrario, durante este periodo las 'sorpresas' en este sentido han sido "positivas". Es más, ha llegado a decir que no sólo ha recibido el respaldo de los compañeros de su partido, sino también de otras formaciones políticas, incluido el PP, del que este mismo jueves ha recibido la felicitación de "uno de sus dirigentes", sin tampoco dar cuenta de su nombre.

"LA VERDAD SE HA ABIERTO CAMINO"

"Esto ha concluido, a Dios gracias, la verdad se ha abierto camino", ha afirmado, incidiendo en que él siempre defendió que las acusaciones que se vertieron en su contra eran "absolutamente falsas" y que centró todos sus esfuerzos en colaborar con la Justicia para esclarecer esas "falsedades" que le imputaban, primero en el Juzgado de Lugo y, posteriormente, acudiendo a declarar voluntariamente al Tribunal Supremo.

Blanco ha subrayado que "siempre" ha tenido "total confianza" en el Estado de Derecho y "siempre" ha tenido el "convencimiento" de que quedaría "meridianamente claro" que las acusaciones contra su persona han sido "total y rotundamente falsas". De hecho, ha apuntado que a lo largo del proceso esas "falsedades" se han ido "desmontando" paulatinamente hasta que hoy "definitivamente" se ha puesto fin a esta situación.

"Ha quedado claro que he sido injustamente acusado y he sido víctima de un infundio político que ha fracasado, pero esto sólo debería servir para que el infundio deje de ser un instrumento político y sea ejemplo de lo que no se debe hacer en política", ha manifestado a renglón seguido el parlamentario socialista.

Aunque no le ha citado por su nombre, Blanco ha recordado que el "infundio" empezó cuando Jorge Dorribo, empresario farmacéutico gallego y principal imputado en el 'caso Campeón', acusó al exministro de haber cobrado 200.000 euros por hacer gestiones a su favor ante los Ministerios de Sanidad y Hacienda, unas aseveraciones "rotundamente falsas" a partir de las cuales incluso obtuvo su libertad.

En este punto, no se ha olvidado tampoco de los medios de comunicación para señalar que no es su papel juzgar la forma en que éstos han abordado este asunto y para mostrar su "profundo" respeto por el papel que juegan. "Creo en la libertad de prensa y cada uno es responsable de su línea editorial", ha aseverado.

Cuando se le ha pedido que se extendiera sobre la necesidad de no utilizar los infundios en política, Blanco ha zanjado asegurando que él ya no estaba en la primera línea y que, probablemente, ya no tenía los mismos reflejos de antaño para profundizar más en ese sentido.

"NADA PUEDE REPARAR EL DAÑO CAUSADO"

Pese a que "nada puede reparar el daño causado", Blanco ha asegurado que hoy empieza para él "un tiempo nuevo", en el que, ha puntualizado, no entra en sus planes volver a la primera línea política, como ya anunció el 24 de noviembre de 2011.

Así, ha ratificado que no va concurrir a las primarias consultivas que va a celebrar el PSdG el próximo 7 de septiembre. "Estaré para ayudar a mi partido, pero entiendo que ahora mi tiempo de estar en la primera línea de la vida política ha concluido", ha reiterado.

Tras señalar que "hay vida más allá de la política", el socialista gallego ha reconocido haber tenido la "suerte" de haber estado a cargo de una "enorme" responsabilidad política, al ocupar el Ministerio de Fomento y haber sido el 'número dos' del PSOE durante "mucho tiempo", puestos con los que ha admitido haber "colmado" su ambición en ese ámbito.

Blanco ha reconocido, además, que toda esta historia "dura y difícil" por la que ha pasado le ha servido para "sacar conclusiones" y para reflexionar sobre la importancia de la presunción de inocencia, momento que ha aprovechado para pedir disculpas por si en alguna vez alguien entendió que él no la había respetado.

AVALA QUE EL PSOE PIDA LA DIMISIÓN DE RAJOY

En este punto se le ha preguntado si sus reflexiones en este sentido se extienden también al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que su partido pide que dimita pese a no estar imputado en el llamado 'caso Bárcenas'.

El exministro ha recordado que él siempre dijo que presentaría su dimisión si, llegado el caso, se abría un juicio oral, tras lo cual ha pedido no confundir las situaciones. "Al presidente se le está pidiendo que dimita como consecuencia de no dar una explicación" en sede parlamentaria sobre la presunta financiación irregular que afecta a su partido, ha dicho.

Blanco ha avalado la decisión adoptada por la dirección de su partido en este sentido porque, a su juicio, en democracia son "exigibles" las explicaciones, sobre todo por parte del presidente del Gobierno. "Le haría bien a la democracia, a su partido, al Parlamento y así mismo", ha enfatizado el diputado socialista, antes de reconocer que no está en condiciones de dar consejos a nadie y mucho un día como el de hoy.

Blanco ha recordado que durante su etapa como portavoz del Gobierno él siempre contestó a todas las preguntas que le realizaban "preguntara quien preguntara" y sin rehuir ninguna para añadir que es "deber" de quien ostenta la máxima responsabilidad política de un país dar las explicaciones que se le solicitan.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies