El BNG propone "extender" las exigencias de dedicación exclusiva e incompatibilidades del Parlamento gallego al Congreso

Parlamento de Galicia
ARCHIVO
Actualizado 07/02/2011 16:35:42 CET

Pide a Bono que se devuelva el dinero que los diputados han invertido en el plan de previsión social de la Cámara Baja

SANTIAGO/MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Bloque Nacionalista Galego (BNG) propone "extender" al Congreso de los Diputados el régimen de incompatibilidades y los requisitos que implica la dedicación exclusiva en la Cámara gallega, de forma que se endurezca el régimen de actividades que no se pueden desarrollar en el ejercicio de la representación parlamentaria.

De esta manera, en rueda de prensa, el portavoz del Grupo Parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, ha propuesto que el Congreso de los Diputados acoja el mismo nivel de incompatibilidades que se exige en Galicia para obtener la dedicación exclusiva, por la cual los parlamentarios gallegos cobran un complemento específico de unos 2.000 euros.

Además de lanzar esta propuesta en la Cámara autonómica, el BNG recoge esta misma medida en la carta que remitió el portavoz de esta formación en el Congreso, Francisco Jorquera, al presidente de la Cámara Baja, José Bono. Éste abrió, junto con su homólogo del Senado, Javier Rojo, una ronda de contactos con los partidos políticos tras la propuesta del PP para eliminar "privilegios" de los diputados.

De esta forma, el BNG apoya que se refuerce el concepto de dedicación absoluta de los diputados y senadores. Para ello, plantea prohibir totalmente que el escaño se pueda compatibilizar con cualquier otra actividad privada remunerada y que los parlamentarios que ostenten cargos orgánicos en sus partidos no cobren por ellos y sólo reciban su asignación constitucional.

Los nacionalistas gallegos piden abrir una reflexión sobre la conveniencia de limitar también la ocupación de un escaño con otros cargos públicos, como una alcaldía. Como la mayoría de los partidos con representación parlamentaria, el BNG también respalda que se dé la máxima publicidad a los bienes patrimoniales y las rentas de los diputados y senadores. "Absoluta disposición", ha mostrado Aymerich al respecto de publicar el patrimonio de los parlamentarios.

DEDICACIÓN EXCLUSIVA PARLAMENTO GALLEGO

En la Cámara gallega, 2009 (año en que se celebraron las últimas elecciones autonómicas al Parlamento gallego), sólo tres diputados gallegos decidieron no acogerse a la dedicación exclusiva. Así, de los 75 diputados del Parlamento, los populares Jaime Castiñeira (profesional liberal), Dámaso Alonso (médico) y Jesús Goldar Güimil (gestor administrativo y parlamentario novel esta legislatura), decidieron no acogerse a la posibilidad de tener exclusividad.

Los socialistas, que en su totalidad pidieron la dedicación exclusiva, han compatibilizado hasta ahora su ocupación en la Cámara autonómica con responsabilidades en el ámbito local. No obstante, desde que comenzó la elaboración de las listas para las municipales, el secretario general del PSdeG, Manuel 'Pachi' Vázquez, ha hecho valer su compromiso de "un hombre, un cargo", por lo que esta situación desaparecerá tras el 22 de mayo.

Por su parte, los 12 diputados nacionalistas solicitaron desde el inicio la dedicación exclusiva y, en el caso de ostentar previamente otro cargo, como es el caso de Isabel Sánchez Montenegro (entonces concejala en Monforte), renunció a su puesto municipal tras estrenar su carrera política en la Cámara autonómica. Todos los parlamentarios gallegos deben realizar su declaración sobre actividades y bienes en el Registro de Intereses constituido en la Cámara bajo la dependencia directa del presidente.

En las Cortes Generales, sin embargo, los diputados no tienen un complemento específico por exclusividad y el régimen de incompatibilidades es más flexible. De hecho, según datos de la Comisión del Estatuto del Diputado, el 88 por ciento de sus señorías realizan actividades en el ámbito privado ajenas a la Cámara Baja.

PENSIONES EN EL CONGRESO

Por otro lado, los nacionalistas han propuesto al presidente de la Cámara Baja que se suprima la aportación que mensualmente realizan todos los diputados (el diez por ciento de su asignación constitucional) a un fondo de previsión social y que se devuelva ya sea a la Cámara o directamente a sus señorías todo el dinero que han invertido desde 2006 en ese fondo.

En la carta con la que Jorquera da respuesta a la iniciativa de Bono y Rojo, a la que tuvo acceso Europa Press, los nacionalistas explican que no es lógico que el Congreso nutra un fondo de pensiones privado cuando se están introduciendo recortes en el público, porque "es un mal ejemplo". Por eso, es partidario de que ese fondo se elimine y de que se devuelva a los parlamentarios todo el dinero que han invertido en él.

Javier Rojo y José Bono optaron por abrir este debate después de que Mariano Rajoy pidiera suprimir las pensiones parlamentarias por considerarlas "un privilegio". Pero, además, los presidentes de ambas Cámaras pusieron encima de la mesa la eventual revisión del régimen de incompatibilidades de los parlamentarios y la posibilidad de dar más transparencia a su patrimonio privado.

En relación con el complemento de pensiones, los nacionalistas gallegos abogan por suprimirlo "ad futurum", es decir, sin perjudicar a los que ya lo reciben. Desde su punto de vista, el objetivo con el que se creó esta ayuda --permitir que los parlamentarios que no pudieron cotizar los años suficientes para recibir la pensión máxima por haber estado en la cárcel o en el exilio-- ya se ha cumplido y por tanto, a partir de ahora, no deben darse más complementos.

EX PRESIDENTES

Aunque la propuesta de Bono y Rojo se circunscribe sólo a los parlamentarios el BNG ha aprovechado la oportunidad para reclamar que se revise también el mantenimiento de pensiones a ex presidentes del Gobierno y otros altos cargos que a la vez perciban retribuciones del sector privado, como es el caso de Felipe González y José María Aznar, que acaban de ser 'fichados' respectivamente por Gas Natural-Fenosa y Endesa y reciben unos 80.000 euros anuales del Estado en su condición de ex presidentes.

En concreto, pide que los ex presidentes que se pasen a la actividad privada renuncien a todo el dinero que reciben del Estado, salvo al que se destina a gastos de seguridad. Para todos los altos cargos también se sugiere que amplíe el periodo que debe pasar entre que se deja un cargo público y se pueden empezar a desempeñar actividades privadas.

Por último, también en este ámbito, reclama que se amplíen las situaciones legales en las que existe incompatibilidad o conflictos de intereses a aquellos supuestos en los que se realizan asesorías o consultorías especiales a los órganos de dirección y administración, o se participe como miembro o asesor especial en dichos órganos, de empresas privadas cuya actividad está relacionada con el ámbito de competencias ejercicio desde el ámbito público, con independencia de la participación accionarial ostentada en las empresas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies