BNG y PSOE de Nigrán (Pontevedra) piden al alcalde que negocie un nuevo PGOM ante el rechazo vecinal

Actualizado 03/06/2006 15:37:31 CET

Lamentan los incidentes con motivo el pleno de ayer y los atribuyen a la "torpeza política" del regidor

VIGO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los grupos municipales del BNG y del PSOE en el Ayuntamiento de Nigrán (Pontevedra) pidieron hoy al equipo de gobierno, encabezado por el alcalde del PP, Alfredo Rodríguez, que retirase el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) y reiniciase el debate y las negociaciones para un nuevo planeamiento, después de que los vecinos reventasen el pleno en el que se iba a aprobar inicialmente el documento.

Ambas formaciones políticas comparecieron hoy ante los medios de comunicación y lamentaron los incidentes ocurridos en el día de ayer, en el que el pleno fue suspendido y hubo reacciones violentas por parte de algunos vecinos, que atacaron la casa consistorial y al equipo de gobierno con piedras, huevos, palos y toda clase de objetos, lo que obligó a intervenir a una dotación especial de la Guardia Civil, así como otros efectivos de seguridad.

El portavoz del BNG, David Giráldez, expresó su desacuerdo con los actos vandálicos que se desarrollaron en el ayuntamiento, aunque explicó que "hay que entender" la reacción de los vecinos, con los que el equipo de gobierno no contó en ningún momento para elaborar el PGOM. Así, el edil nacionalista hizo un llamamiento a los ciudadanos que rechazan el documento para "que se manifiesten y muestren su rechazo, pero sin violencia".

Además, denunció el "clima de ocultismo" que rodeó todo el proceso de elaboración del documento urbanístico, así como las acciones llevadas a cabo por la Policía Local en los últimos días y en la jornada del pleno, identificando a los vecinos que protestaban contra el plan, limitando el acceso al salón de plenos, o impidiendo que se acomodara a más gente dentro de dicho salón.

El BNG denunció que la persistencia del alcalde, que pretende aprobar este documento antes de ninguna negociación, responde a "presiones del mundo inmobiliario", al tiempo que pide a Alfredo Rodríguez "que no lo intente otra vez" y que, o bien retire el PGOM, o deje éste introduciendo "cambios sustanciales".

TORPEZA POLÍTICA

Por su parte el portavoz del PSOE y ex-alcalde, Manuel Rial, denunció la "torpeza política" del regidor de Nigrán por querer aprobar un Plan General sin haber buscado el consenso de los grupos políticos y de los colectivos vecinales, y llevando la situación hasta "extremos insostenibles", que terminaron con los incidentes de ayer.

Rial rechazó, además, las acusaciones del alcalde en las que apuntaba directamente a los socialistas como responsables de haber estado "calentando el ambiente" para provocar los incidentes que acabaron con la suspensión del pleno, y exigió al regidor que se disculpe "por lo menos con los vecinos".

El grupo socialista propuso hoy a Alfredo Rodríguez que convoque a políticos y asociaciones de vecinos con el fin de reiniciar las negociaciones y plantear un nuevo documento. Incluso se mostraron dispuestos a aceptar el actual, con la condición de que se introduzcan cambios, como la redistribución de la edificabilidad.

Manuel Rial consideró que el alcalde, así como el partido que le apoya en el Gobierno -el Partido Independiente de Nigrán, PIN, con Avelino Fernández al frente- cometió un error al "empecinarse" en aprobar el documento ayer, aunque fuera a puerta cerrada, y le solicitó que reflexione y "eche el freno".