El BNG reivindica "el derecho a decidir" de Galicia en el aniversario de la Constitución

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, el 6D
BNG
Actualizado 06/12/2016 16:29:04 CET

Destaca que el nacionalismo "nunca fue excluyente" y que sí lo es la Carta Magna, que "excluye" a Galicia al negarla "como pueblo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha subrayado que miles de gallegos no votaron la Constitución española pero tienen "opinión" y quieren expresarla, en defensa del "derecho soberano de Galicia a decidir".

El Bloque ha aprovechado el aniversario de la Carta Magna para reivindicar este derecho con un acto convocado bajo el lema 'Fronte á Constitución española, dereito a decidir e soberanía', este martes frente al monumento a Rosalía de Castro en la Alameda de Santiago, que contó con la intervención también del secretario xeral de Galiza Nova.

Pontón ha afirmado que no es casual que Rosalía presidiese el acto: "Estamos aquí porque Rosalía escogió un camino del que nosotros nos sentimos herederos: el de la reivindicación de los derechos nacionales de Galicia", ha afirmado.

En este sentido, ha proclamado estar en ese lugar "porque su nacionalismo (el de Rosalía de Castro) contenía una cosmovisión del mundo favorable a la igualdad en todos los órdenes y representaba un feminismo transgresor". "Era la respuesta a una integración desigual, marginal, opresiva, de Galicia en el nuevo estado español centralista y capitalista", ha subrayado la líder nacionalista.

"Yo era una niña cuando se aprobó la Constitución española. Hoy hay cientos de miles de gallegos que, como yo, no votaron ese texto y que tampoco vivieron la dictadura ni la llamada Transición. No lo vivimos. No lo votamos. Pero tenemos opinión. Queremos opinar. Y queremos decidir", ha reivindicado.

En este contexto, ha interpretado que la crisis económica y ocho años de políticas "fracasadas" confirmaron que "el actual régimen derivado de la Transición está agotado", además de evidenciar "la necesidad como nación y como pueblo de tomar el control de los recursos y capacidades para garantizar un futuro de bienestar a los gallegos".

"Tenemos que aspirar a algo más que a una autonomía pírrica en la que todas las decisiones relevantes se tomen a cientos de kilómetros", ha advertido. "Toca hacer algo diferente, toca creer en el país, abrir un tiempo nuevo que pase por que el pueblo gallego pueda decidir libremente su futuro, a comenzar por tomar el control del 100% de los recursos y utilizarlos para generar empleo y blindar los servicios públicos y bienestar social", ha llamado la atención.

Las soluciones a los problemas de Galicia, ha agregado, "no van a venir por pactos entre el PP y el PSOE, ni por reformas constitucionales pensadas y diseñadas desde Madrid". Por el contrario, "como nacionalistas", ha defendido "el derecho a la autodeterminación y la consecución de un Marco Galego de Libre Decisión".

AP-9

Pontón ha vuelto a referirse al traspaso de la AP-9, al que el Gobierno central "se niega", y ha criticado que Feijóo "en vez de presidente de una nación digna ejerce de delegado del Gobierno". "De un gobierno de piratas más preocupado por salvaguardar los beneficios obsceno de la concesionaria que de los gallegos", ha censurado.

"Para eso también queremos soberanía: para que nunca más un señor de Madrid nos venga a decir y a imponer lo que podemos hacer o dejar de hacer en nuestro territorio y con nuestras infraestructuras", ha aseverado.

Según ha resaltado, el derecho a la autodeterminación "es un derecho universal e inalienable" y que no necesita "ser posivitizado por el ordenamiento jurídico para considerarlo vigente".

En cualquier caso, ha añadido que "garantizar" ese derecho "no es problema de orden jurídica" sino de "voluntad política y democrática". "El nacionalismo nunca fue excluyente. Lo único excluyente es esta Constitución, que nos excluye a nosotros, hasta el punto de que nos niega como pueblo", ha resuelto.

Por todo ello, la dirigente ha reclamado superar "el corsé constitucional" y que Galicia se dote de instrumentos que le permitan decidir sobre todos los aspectos que le conciernen "como nación", empezando por la recaudación de los impuestos generados en Galicia a través de una hacienda gallega o la gestión directa de las pensiones y la Seguridad Social.