Feijóo dice que Botín "estudiará" mantener la marca Pastor y pide investigar lo ocurrido

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en el pleno
CONCHI PAZ/XUNTA
Actualizado 21/06/2017 14:19:47 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha revelado que, "72 horas" después de que se ratificase la compra del Banco Popular por parte del Santander, remitió un escrito a la presidenta de la segunda entidad, Ana Patricia Botín, con varias peticiones, entre ellas la de "mantener la marca del Banco Pastor", que la banquera se comprometió a "estudiar".

  En la sesión de control, ha revelado que, "72 horas" después de que se ratificase la compra del Banco Popular por parte del Santander, remitió un escrito a Botín con varias peticiones, entre ellas la de "mantener la marca del Banco Pastor" y ha añadido que la banquera le trasladó que se "estudiarían".

   "Me dice que va a estudiar todas y cada una de las consideraciones del presidente de la Xunta y me llamó para reiterarlo", ha remarcado Feijóo, quien, además de mantener la marca del Pastor, por entender que beneficiaría a los trabajadores y contribuiría a preservar el empleo, también trasladó al Santander la necesidad de "velar por los pequeños accionistas".

   Así, según ha explicado, en el escrito que envió a Botín, no solo defendió mantener el empleo, sino que remarcó que los trabajadores de la entidad "no tienen ninguna responsabilidad" sobre lo ocurrido y que "a muchos se les obligó a comprar acciones del banco, por lo que ahora mismo sus puestos de trabajo corren peligro y tienen acciones a valor cero".

   De este modo, al margen de mantener la marca Pastor, también ha planteado que se haga "una pieza separada" para estudiar "cómo se puede indemnizar a los accionistas que acudieron a la última ampliación de capital".

"QUE SE INVESTIGUE HASTA EL FINAL"

   En una respuesta conjunta a Ana Pontón (BNG) y Luís Villares (En Marea), que manifestaron su malestar por la acumulación de ambas cuestiones y su escepticismo frente a los "titulares" dados por Feijóo, el presidente también ha recalcado que él dirá "lo que piensa" y que, lo que considera es, que "hay que investigar lo que ocurrió" antes de la "liquidación" del Popular.

   "Creo que hay que investigar como mínimo las últimas ampliaciones de capital y emisiones de acciones, las condiciones en que mucha gente compró acciones en las últimas ampliaciones de capital del Banco Popular. En mi opinión, hay que investigarlo hasta el final", ha aseverado.

"FRENTE COMÚN"

   Tanto Pontón como Villares han censurado la acumulación de las preguntas en un único debate, mientras que el jefe del Legislativo, Miguel Santalices, ha señalado que el reglamento lo permite y ha apelado a su condición de diputado "más veterano" de la Cámara para señalar que hay "múltiples antecedentes" en cuestiones que se ciñen al mismo asunto. "Si todos están de acuerdo y no les gusta, cambien el reglamento", ha instado.

   A renglón seguido, se ha iniciado un debate bronco en el que Pontón y Villares han cargado con dureza contra Feijóo afeándole también el proceso de las cajas de ahorro gallegas, además de lo ocurrido con el Popular. Con un euro en la mano, que "al común de los mortales no le da ni para un café", la dirigente nacionalista ha señalado que esta moneda bastó a Botín para "meter en su bolsa de la compra" el Popular.

   Pontón ha incidido en la duplicidad de oficinas y los empleos en juego, y ha acusado a Feijóo de ratificar "la desaparición del sistema financiero gallego". "¿Dónde estaba usted mientras se ponía en marcha la liquidación del Pastor? ¿En babia? ¿Usted sabía que se iba a producir la venta por un euro? ¿Hizo algo o volvió a ser cómplice?", se ha preguntado.

   Al tiempo, Pontón ha apelado a hacer "un frente común" en el Parlamento para que se mantenga la marca del Banco Pastor, se garantice el empleo y la red de oficinas en el rural. Y es que, aunque ha celebrado que Feijóo también apoye este extremo, ha advertido de que "una conversación que no se plasma en compromisos concretos tiene el mismo valor que las que se marca Rajoy con Trump".

   También ha pedido "soluciones" para todos los pequeños accionistas y no solo los que acudieron a las últimas ampliaciones de capital. Finalmente, sobre la apuesta de Feijóo por la investigación, se ha preguntado si el PP aceptará "la ampliación" de la comisión activada en la Cámara autonómica para investigar el proceso de las cajas o todo se reducirá a "palabras" sin "investigar más".

"EUCALIPTO" DEL SECTOR FINANCIERO Y ACUSACIONES A ARIAS

   "La liquidación del Popular Pastor es el epitafio del sistema financiero gallego", ha proclamado el portavoz de En Marea, Luís Villares, quien ha definido al Santander como "el eucalipto" del sector financiero en la comunidad y ha denunciado el "espolio". "¿Por qué no actuaron los mecanismos reguladores si podían suspender la cotización en bolsa? ¿Por qué la dirección del Popular no tomó medidas?", se ha preguntado.

   A su juicio, cualquier otro presidente autonómico se estaría formulando estas preguntas, pero "Feijóo es un presidente manso y mudo". Dicho esto, ha manifestado su convicción de que "no se hizo nada" porque existía una operación dirigida "a que el Santander se quedase con el Pastor".

   Villares, quien también ha reivindicado que se mantenga la marca del Pastor, ha señalado que Santander "explota la banca como la Xunta explota el monte, de costas al país" y ha alertado del "drama del empleo", al tiempo que ha insistido en saber "quién recibió del chivatazo" de lo que iba a ocurrir con el Popular.

   En su intervención, Villares también ha lanzado duras acusaciones contra José María Arias Mosquera, "el presidente del Banco Pastor hasta ser adquirido por el Popular, que ordenó destruir documentos por un presunto blanqueo de capitales".

   "De esta operativa se beneficiaron entidades investigadas en la Gürtel por más de 1.200 millones, como ha salido en la investigación. No tuvo tiempo de ver la quiebra del banco porque estaba con la trituradora, como hacen en el PP con los papeles de Bárcenas", ha añadido, antes de subrayar que a Feijóo le debía parecer "un buen gestor" cuando lo "nombró presidente del Consello Social de la USC".

DEFENSA DE SU GESTIÓN

   En su respuesta, Feijóo ha reprobado que Villares, "abusando" de su inmunidad como parlamentario haya atribuido "graves delitos" a una persona, al tiempo que ha defendido su gestión en el sector financiero gallego, asegurando que volvería a dar los pasos que permitieron que Galicia preserve una entidad, Abanca, "con su sede en Galicia".

   También ha señalado que el proceso de las cajas se produjo en un contexto de crisis en el que desaparecieron prácticamente todas las de España y ha rechazado aceptar "lecciones" del BNG o de En Marea en lo que se refiere al cumplimiento de "compromisos". "Todo lo que hice lo tuve que hacer finalmente solo", ha defendido.

   Por último, ha insistido en que no callará lo que "piensa" sobre lo ocurrido con el Pastor y ha reivindicado que decisiones de la Xunta, como la del arbitraje para las preferentes, permitieron a 40.000 gallegos recuperar sus ahorros. "De lecciones, nada", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies