Caballero dice que la paralización de la tuneladora del AVE no supone "ningún estrangulamiento" en los tiempos

Actualizado 06/08/2010 16:51:13 CET

CIG critica que se recurriese a despidos y cree que los trabajadores permanecerán así "un mínimo de dos meses"

VIGO, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha afirmado que la paralización de la tuneladora 'A Lebre' del AVE en el tramo Vigo-Das Maceiras --que se ha quedado atrapada debido a la dureza de la roca-- no está significando "ningún estrangulamiento en los tiempos previstos de operatividad".

En ese sentido, destacó que la tuneladora 'A Miñoca' en --parada técnica prevista para mantenimiento-- tiene estimada su llegada al punto final en marzo o abril y que 'A Lebre' se espera para junio. Sobre los imprevistos que han afectado a la actividad de la máquina atrapada, Caballero estimó que, una vez se desatasque, la máquina podrá seguir "sin duda", pese a la dureza del material.

El alcalde socialista ha afirmado que, en esta actuación del Ministerio de Fomento, 'A Miñoca' funciona "con absoluta normalidad", puesto que las paradas de mantenimiento son aspectos previstos, y avanzó que el lunes retomará la actividad.

Sobre 'A Lebre' explicó que necesita de una "actuación especial que tiene que ser autorizada por Minas, de la Consellería de Industria" y que en esa fase es en la que se encuentra el proceso. "La operación para la puesta en marcha de la tuneladora puede ser una semana o 10 días, pero está detenida en la tramitación de los permisos de la actuación que se tiene que hacer para desatascarla", ha apuntado el regidor. Así, ha indicado que se espera que en "poquitas semanas" se puedan iniciar los trabajos, "pero están pendientes de la autorización de la Xunta", añade.

Caballero ha afirmado que la autorización ya se solicitó y que "en condiciones normales hubiera sido una semana o 10 días, pero se está retrasando", si bien ha precisado que "no hay ninguna animadversión ni ninguna negligencia" por parte de la Administración autonómica. A su juicio, "sucede que Minas en Galicia no tiene familiaridad con el trabajo de túneles, porque casi no hay, y está tomándose su tiempo" para estudiar la situación y tomar una decisión. Por ello, reiteró que "lo que en otros sitios lleva 10 días, aquí está requiriendo más tiempo".

Sobre la situación de los trabajadores de las obras en ese tramo del AVE, Caballero ha afirmado que los aproximadamente 200 de 'A Miñoca' siguen; y que en el caso de 'A Lebre', a los operarios se les ha "suspendido el contrato" mientras dure la paralización, con el compromiso de retomarlo con los mismos trabajadores cuando se pueda volver a desarrollar la actividad.

CIG

Por su parte, CIG-Construcción denuncia el "oscurantismo" con el que el Gobierno central, patronal y los sindicatos CC.OO. y UGT "pactaron el despido de unos 170 operarios" de estas obras y critica tanto el no haber sido invitada a las negociaciones como el que "la decisión fuese adoptada sin consultar a los trabajadores". La central nacionalista explica que los despidos afectan a 107 operarios de la UTE Acciona-FCC y a entre 60 y 70 puestos de trabajo indirectos de las subcontratas y que ya están comunicándose por carta.

La CIG considera una "excusa" que se justifiquen estas suspensiones de empleo por la "avería de una de las máquinas" y estima que los trabajadores estarán en esa situación "durante un mínimo de dos meses".

Sin embargo, ha explicado que en otras obras con problemas similares, como en los casos de los túneles de Guadarrama y Pajares, la maquinaria volvió a trabajar tras una semana. Por ello, el secretario nacional de CIG-Construcción Xosé Xoán Melón, estima que la rescisión de contratos "está pactada entre todos porque les interesa: al ministerio porque no tiene dinero y a las empresas porque saben que van a tardar en cobrar".

Así, ha apostado por salidas alternativas al despido, como un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal y augura que lo más probable sea que hasta enero no se reinicie la actividad en la zona.

ASAMBLEAS

La CIG informa además de que los operarios afectados están celebrando asambleas para analizar la situación y decidir medidas adoptar, y que no se descartan acciones de protesta, incluso en la zona de los trabajos.

Finalmente, la central sindical insta a la Xunta a que "tome cartas en el asunto y aclare la situación". Por ello, reclama que haga público si es cierto que técnicos autonómicos desaconsejaron la utilización de explosivos para seguir con los trabajos, tal como propusieron las empresas.

"Parece que los técnicos de la Xunta son más partidarios de construír unha galería por detrás del túnel abierto para conectar por detrás con la zona de la máquina averiada, lo que llevaría como mínimo unos dos meses", indica Xosé Xoán Melón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies