El cabecilla de una banda que atracó bancos niega su participación

Actualizado 22/09/2015 15:33:49 CET

   Los otros tres procesados no tuvieron que declarar tras aceptar una condena de seis meses de prisión

   A CORUÑA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

   El presunto cabecilla de una banda a la que se le imputan diversos robos, atracos a sucursales bancarias y el asalto a un casa de Nigrán ha negado en el juicio su participación en los hechos ocurridos entre los años 2011 y 2013.

   El Ministerio Público imputa al supuesto cabecilla del grupo, para el que pide 23 años de prisión, varios asaltos violentos. El primero, un atraco a una sucursal de La Caixa en Oroso (A Coruña) en enero de 2011; el segundo, el robo de una vivienda en Panxón (Pontevedra) y el tercero, el intento de atraco a una sucursal sita en el polígono de A Granxa, en O Porriño (también en la provincia pontevedresa).

   Con él compartían banquillo otros tres imputados, que se enfrentaban a penas de 1 año de prisión por un delito de robo con fuerza en grado de tentativa, pero finalmente no tuvieron que declarar en el juicio tras llegar a una conformidad.

   Así, estos tres hombres, ya condenados, han aceptado una pena de seis meses de prisión por su relación con la explosión del cajero de O Porriño.

OTROS ASALTOS

   Además de este asalto violento al cajero de una sucursal bancaria, el escrito de acusación sostiene que el principal acusado y otra persona que no ha sido identificada accedieron a la sucursal La Caixa de Oroso el 7 de enero de 2011 mediante un butrón abierto en un local contiguo.

   El fiscal también atribuye al presunto cabecilla, acompañado por otras dos personas que tampoco han podido ser identificadas, el asalto a un chalé de Panxón (Nigrán) cometido en junio de 2011 sobre las 5 de la madrugada. Los ladrones, portando una pistola, despertaron a la propietaria "amenazándola" con matar a sus hijos si no entregaba las joyas y abría la caja fuerte, según recoge el escrito.

   Sin embargo, en la primera sesión del juicio, el acusado, que sólo ha respondido a preguntas de su defensa, ha negado su participación en todos estos hechos que se le imputan, y por los que se enfrenta a una pena de 23 años de prisión.

"NO", RESPONDE EL ACUSADO

   El procesado, cuya declaración no se prolongó más de diez minutos, ha sido muy escueto en sus respuestas. "No", ha contestado en las diversas ocasiones en las que su abogado le preguntaba por si había participado en cada uno de los hechos.

   En su declaración, además de negar los hechos, ha reconocido ser consumidor habitual de droga y haber estado a tratamiento por su adicción al juego.

   Por la Audiencia han pasado este martes varios testigos relacionados con los hechos. Entre ellos, los dos trabajadores de la sucursal bancaria de Oroso, que supuestamente atracó el acusado.

   Estos testigos, que no han podido reconocer a los atracadores al llevar pasamontañas en el momento de los hechos, han indicado que los dos atracadores los asaltaron y los ataron de "pies y manos".

   Por todos estos asaltos violentos, la Fiscalía solicita 23 años de prisión para el acusado. El juicio continuará con la declaración de las víctimas, así como los agentes que investigaron cada uno de los casos.