La cámara de la administración grabó a Castiñeiras hurgando en el despacho en 45 ocasiones entre 2010 y 2012

Fernández Castiñeiras en el despacho del Administrador Códice Calixtino
EUROPA PRESS
Publicado 04/02/2015 16:37:11CET

El acusado ha seguido con la mirada al suelo las casi cuatro horas de grabaciones en las que sustrae dinero y documentos de la Catedral

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

Hasta en 45 ocasiones grabó a José Manuel Fernández Castiñeiras la cámara de seguridad que el administrador de la Catedral Manuel Iglesias había instalado en su despacho tras detectar que faltaba dinero de la caja fuerte. En los videos, que ha reproducido este miércoles el tribunal que juzga al exelectricista, a su mujer y a su hijo, se puede ver al acusado hurgando en las dependencias y sustrayendo documentación y dinero entre mediados de 2010 y mediados de 2012.

En total suponen casi cuatro horas de grabación que la Policía judicial incluyó en la causa tras localizar importantes cantidades de dinero en metálico en la vivienda de Castiñeiras en O Milladoiro y tener noticias de este dispositivo.

Los clips se inician el 21 de junio de 2010 y se agrupan en determinadas fechas en las que Fernández Castiñeiras entraba durante días muy próximos en la administración. El último de los vídeos es del 12 de junio de 2012, menos de un mes antes de que el exelectricista fuese detenido y el Códice recuperado.

En todas las ocasiones puede verse cómo Fernández Castiñeiras seguía una misma ruta a la hora de entrar en el despacho. Así, tras entrar en el recinto se dirigía en primer lugar a la caja fuerte, que habría con una llave propia y que revisaba.

Posteriormente, el acusado de robar el Códice Calixtino revistaba la documentación que podía localizar sobre la mesa del despacho o en un armario y exploraba de forma detallada el cajón de la mesa y otros emplazamientos, algunos de ellos fuera del tiro de cámara.

LINTERNA

Aunque el despacho disponía de un sistema de encendido automático de luz al detectar movimiento, el exelectricista solía llevar una pequeña linterna, que empleaba para analizar documentos cuando se iba la iluminación. En alguno de los vídeos puede observarse que en el exterior es de noche, mientras que en otros hay luz en el pasillo.

Además de inspeccionar distintas partes de la estancia, en las grabaciones puede verse en varias ocasiones al acusado introduciéndose documentación debajo de la chaqueta y de la camisa y objetos en los bolsillos. En al menos seis ocasiones, Fernández Castiñeiras saca una bolsa blanca de plástico de la caja fuerte y se introduce fajos de billetes en los bolsillos.

En las primeras grabaciones tras la instalación de la cámara puede verse a un Fernández Castiñeiras más precavido, que mira continuamente al entrar y al salir a las esquinas del techo de la habitación, buscando una cámara que, no obstante, nunca logró identificar.

Durante 2010, Año Santo, las cámaras grabaron a Fernández Castiñeiras en el despacho en cuatro ocasiones en el mes de junio, en dos en el mes de julio y hasta en siete ocasiones en el mes de diciembre.

EL DÍA DEL ROBO DEL CÓDICE

En el año 2011, el único completo, está registrada su entrada en cuatro ocasiones en el mes de enero, una en febrero, cinco en marzo, cuatro en abril, una en mayo, cuatro en junio, una en julio, dos en septiembre, una en octubre, tres en noviembre y dos en diciembre.

El único mes de 2011 en el que Castiñeiras no aparece entrando en el despacho es agosto, mientras que en el mes de julio lo hace en una única ocasión, el día 4, la misma jornada en la que las cámaras lo grabaron supuestamente entrando en el archivo y en la que la Policía cree que robó el Códice.

En los últimos días de diciembre de 2011, las grabaciones visionadas muestran a Castiñeiras en el despacho tanto el 29 como el 30. En ambas jornadas el exelectricista se introduce billetes de la caja fuerte en el bolsillo.

Finalmente, en 2012 hay imágenes de su entrada en el mes de marzo, en el mes de mayo --en dos ocasiones-- y en el mes de junio.

De las imágenes destaca sobre todo la calma con la que Fernández Castiñeiras inspecciona distintos puntos del despacho. El exelectricista está en el despacho casi todo el tiempo con la puerta abierta y llega a permanecer más de 10 minutos continuados. A su marcha, el acusado revisa minuciosamente que deja todo tal y como lo encontró.

REPRODUCCIÓN EN SALA

El tribunal que juzga el robo del Códice Calixtino y la supuesta sustracción de dinero de la Catedral de Santiago ha reproducido durante dos jornadas y de forma íntegra todas las grabaciones de la cámara de la administración incorporadas a la causa.

En total se trata de 45 vídeos cuya reproducción total ha durado cerca de cuatro horas y a los que se suma otra grabación del claustro. Dada su extensión y los lentos movimientos de Fernández Castiñeiras en las imágenes, los últimos vídeos han sido reproducidos a cámara rápida.

La abogada de los acusados ha reiterado este miércoles, antes de comenzar la reproducción, su oposición a estas grabaciones, mientras que Fernández Castiñeiras ha permanecido toda la sesión con la mirada al suelo y ha evitado ver los vídeos.

Una vez reproducidas todas las pruebas documentales --a las que se han sumado este miércoles grabaciones sonoras de la vivienda de la familia--, este jueves está previsto que concluya el proceso con los informes y las conclusiones de las partes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies