La Cámara tramitará una iniciativa popular que reivindica la vuelta de la construcción naval civil a Navantia

Actualizado 29/12/2009 16:38:44 CET

Los promotores instan a la Xunta a negociar el traspaso de activos navales en manos de empresas estatales que no son "aprovechados"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Los tres grupos con representación en el Parlamento gallego --PPdeG, PSdeG y BNG-- votaron hoy a favor de la toma en consideración de una iniciativa legislativa popular (ILP) que insta a la Xunta a acometer las actuaciones necesarias para retomar la construcción, reparación, reciclaje o transformación naval civil en el astillero de Navantia ubicado en el ayuntamiento coruñés de Fene.

Con el aval de 18.600 firmas, recogidas en la comarca de Ferrolterra, el texto --que ahora será "mejorado" desde la perspectiva jurídica en sede parlamentaria-- defiende el naval como un sector productivo "estratégico" para la economía de Galicia y pide que sea la Xunta la que gestione en la comunidad, previa "territorialización" de las mismas, las ayudas al sector naval en el marco de sus competencias.

Los promotores de la ILP instan al Ejecutivo autonómico a negociar con el Estado el traspaso de los activos que "no se estén aprovechando" para la construcción o reparación naval y cuya titularidad resida en manos de empresas estatales integradas en el sector gallego. También le piden que negocie con el Gobierno su "participación directa" en la gestión de las empresas públicas estatales que, por su naturaleza, no puedan ser "objeto de traspaso".

A mayores, reclaman que se "escuche al tejido asociativo" en la toma de decisiones que afecten al sector y que la Xunta, en el ejercicio de sus competencias, estipule programas específicos de fomento del sector en ámbitos como la investigación, la formación profesional o el ordenamiento urbanístico, con especial atención a los espacios portuarios.

Encargado de defender estas peticiones en sede parlamentaria, Jesús Esteban Varela Rivas actuó como portavoz de la comisión promotora de esta ILP y, tras reivindicar el papel del sector en Galicia, advirtió a los grupos de que los ciudadanos de Ferrolterra esperan "que remen todos en la misma dirección", ajenos a debates partidistas, y de que "no perdonarían nunca" ni a la Xunta ni al Gobierno central que obviasen sus anhelos.

"SENTIDO COMÚN Y RACIONALIDAD"

"Hasta 18.600 ciudadanos esperan que ustedes usen el sentido común y la racionalidad", sentenció Varela Rivas antes de insistir en que "esta puede ser la última oportunidad para la antigua Astano". A continuación, denunció la "incoherencia" de que Ferrol sufra "un problema endémico" de desempleo cuando se están "desaprovechando recursos e instalaciones" en Navantia y añadió que apostar por el astillero de Fene "es apostar sobre seguro".

No en vano, apeló a la "sensibilidad" de los partidos representados en la Cámara autonómica para sellar un compromiso "firme y decidido" con el sector naval, la reparación y la construcción civil en Navantia. "Si el astillero de Fene no puede dedicarse a esta actividad industrial que sea por su incompetencia productiva, pero nunca por imperativos políticos", demandó.

ACUERDO UNÁNIME

El diputado del BNG Fernando Blanco coincidió con Varela Rivas en que el naval gallego tiene "todas las potencialidades" para ser un sector pujante e insistió en que "si hay algo que saben hacer los gallegos es barcos". Por ello, avisó de que "no es de recibo" que se le impida y pidió "compromiso", tras recordar las "dificultades" con las que se enfrentó el anterior Gobierno bipartito a defender que se levantase el veto a la construcción naval civil en Fene "sin el apoyo explícito del Estado".

También la diputada del PSdeG Beatriz Sestayo reivindicó la posición "estratégica" del naval en Ferrol y Galicia antes de resaltar que el compromiso del Estado, con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero al frente está garantizado, ya que éste aprovechará la próxima Presidencia española en la Unión Europea (UE) para pedir el fin del veto a la construcción civil en Navantia "como cuestión prioritaria".

Por último, la parlamentaria del PPdeG Natalia Barros abogó, como los promotores de la iniciativa, por dejar de lado debates partidistas y centrarse en trabajar por el sector. Lograr un centro de reparación "de referencia en Europa" podría traducirse --incidió-- en una facturación de 70 millones de euros y la creación de 1.300 puestos de trabajo.

Tras escuchar al portavoz de la comisión promotora de la ILP y finalizado el debate, los tres grupos aceptaron tomar en consideración de un texto que, PPdeG, PSdeG y BNG, aspiran a "mejorar" durante su período de tramitación en la Cámara autonómica con el fin de garantizar su seguridad jurídica.