Caramelo desaloja a 300 empleados de la fábrica coruñesa y paraliza la actividad una hora tras recibir un aviso de bomba

Actualizado 18/08/2009 16:15:55 CET

Efectivos de rastreo de la Policía Nacional confirmaron que se trataba de una falsa alarma

A CORUÑA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los 300 trabajadores de la fábrica que Caramelo tiene en el polígono de la Grela, en A Coruña, fueron desalojados hoy después de que la centralita de la empresa recibiese a una amenaza de bomba, por lo que mantuvo la actividad paralizada durante una hora y media hasta que se confirmó que era una falsa alarma.

Según confirmaron fuentes de Caramelo a Europa Press, una mujer anónima realizó la llamada a las 12.03 horas, coincidiendo con el día en el que comenzaron a hacerse efectivos los primeros despidos de los 237 que están previstos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que está en macha dentro de la empresa.

El plazo para anotarse voluntariamente se cerró el pasado viernes y Caramelo confirmó que se acogieron a esta opción 234 empleados y que otras tres personas serán incluidas de forma forzosa.

INVESTIGACIÓN

Tras el desalojo, una patrulla de la Policía Nacional se personó en la fábrica y, más tarde, efectivos de rastreo confirmaron que se trataba de una falsa amenaza, con lo que los 300 empleados volvieron a sus puestos de trabajo pasadas las 13.30 horas.

La empresa textil declinó hacer comentarios sobre este incidente y espera que la investigación abierta pueda esclarecer quien está detrás de esta amenaza falsa.