Las carreteras gallegas suman seis muertos en menos de tres días, cuando resta uno para el fin de la operación salida

Actualizado 31/07/2006 23:03:20 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las carreteras gallegas se cobraron la vida de seis personas desde que se inició la operación salida con motivo del 1 de agosto el pasado viernes, en su totalidad durante el fin de semana, cuando Galicia concentró un cuarto de los accidentes de todo el Estado y la cifra fue superior incluso a la de hace siete días, cuando se habían registrado cinco.

Sin embargo, los fallecidos en los accidentes de tráfico de la comunidad no estuvieron relacionados, en general, con los grandes desplazamientos con motivo del descanso estival, puesto que se produjeron en desplazamientos nocturnos, en quads y en motocicleta. Con todo, las víctimas de este mes ya doblan a las de julio del pasado año y la mitad de las de este fin de semana eran menores de 30 años.

En este marco, el propio ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, reconoció hace una semana que Galicia padece "algo estructural" que le impide sumarse al descenso de la tasa de mortalidad en las carreteras registrado en los últimos dos años en la práctica totalidad del Estado y, por ello, anunció la adopción de medidas "urgentes" en colaboración con la Xunta.

Así, el próximo jueves, Rubalcaba volverá a la comunidad, esta vez acompañado por el director general de Tráfico, Pere Navarro, para presentar junto al presidente, Emilio Pérez Touriño, este programa especial de medidas urgentes en materia de seguridad vial que pretende reducir la accidentalidad en las carreteras gallegas, especialmente en el mes de agosto.

SUCESIÓN DE ACCIDENTES

La última víctima se produjo ayer a las 23.30 horas, cuando falleció un hombre de 58 años tras colisionar por alcance el ciclomotor que conducía con un turismo a la altura del término municipal de Frades (A Coruña); mientras que la primera que se registró fue la de mayor edad, un hombre de 77 años, vecino de Samos, que falleció como consecuencia de una salida de vía del turismo que conducía por la carretera que une Pedrafita con Palas de Rei.

La segunda de las muertes se produjo el sábado, cuando un joven de 29 años, vecino de Oia, pereció debido al impacto sufrido por la moto en la que viajaba cuando chocó frontalmente contra un automóvil en el lugar de Abellariza, en el propio ayuntamiento pontevedrés.

No obstante, la jornada más aciaga fue la del domingo, en la que ya a las 1.45 horas se producía la primera víctima, una joven de 17 años, que viajaba con otro de 19, herido grave, en un Seat Ibiza que se salió de la vía por la que circulaba y, posteriormente, volcó.

Poco después, a las 4.30 horas, otro joven, en este caso de 21 años, murió como consecuencia de un accidente con el quad que conducía en la parroquia de Boborás, en la localidad ourensana de Carballiño. Ya por la mañana, a las 10.00 horas, un hombre de 57 años murió también cuando el quad que pilotaba cerca de Muxía se salió de la carretera e impactó contra un talud, dejando a su acompañante herido de gravedad.