Casi 3.000 ancianos esperan en Galicia una plaza en la red pública de residencias de la Xunta

Actualizado 27/08/2006 13:50:33 CET

Vicepresidencia apunta la necesidad de 8.000 plazas diurnas e internas en centros para alcanzar los ratios de servicios sociales

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

Casi 3.000 mayores esperan en Galicia una plaza en una de las residencias de la red pública de la Xunta, que cuenta con un total de 32 centros en la actualidad para 3.185 personas, todos ellos ocupados, "puesto que existe lista de espera", según confirmó el director xeral de Acción Social, Bieito Seara.

Así, el responsable de este departamento reconoció a Europa Press que la comunidad gallega necesita unas 8.000 plazas, diurnas e internas, para alcanzar los ratios de referencia de los servicios sociales, situados en el 3,5 por ciento, frente al 1,9% de Galicia.

Asimismo, recordó que durante los próximos años, la Xunta "ampliará" el número de centros para este colectivo en un total de cinco, en los que se "combinará" la atención integral con la prestación de distintos servicios con carácter diurno.

De este modo, Vicepresidencia ubicará una nueva residencia en cada una de las provincias gallegas y un centro más en la zona costera occidental, "puesto que es la franja que concentra el mayor número de población", concretó Seara. El plazo de ejecución de la primera fase se realizará antes de finales de 2007.

Estos centros están incluidos en el plan de la Sociedade Galega de Servizos Sociais (Sogaserso), que se constituyó en virtud de un convenio que firmó el citado departamento el pasado mes de marzo con las entidades bancarias de Caixanova y Caixa Galicia, y que cuenta con un presupuesto de seis millones de euros para cada centro.

Por su parte, el director de la Residencia de Maiores Porta do Camiño de Santiago de Compostela, Luis Lorenzo Mur, aclaró a Europa Press que los centros públicos cuentan con un lista de espera cerrada de diez personas, que "deben seguir por orden". Además, explicó que sólo se pueden saltar a una persona que encabeza el listado cuando la plaza libre no se corresponde con su mismo sexo.

EVITAR ALEJAMIENTO

En Galicia la población se sitúa este año en los 2.764.250 habitantes, de los cuales 594.506 superan o igualan los 65 años de edad, un 21,5 por ciento del total, según datos del Instituto Galego de Estatística (IGE) recogidos por Europa Press. En este sentido, Seara subrayó "la importancia" de ampliar los servicios sociales teniendo en cuenta, además, el "carácter disperso" de la población gallega.

Evitar el alejamiento del entorno constituye uno de los principales objetivos de Vicepresidencia. Por este motivo, la Xunta apuesta por la atención a domicilio de los mayores, para "mantenerlos en su ambiente" durante el "mayor tiempo posible". Esta atención implica la visita de un asistente a la vivienda de la persona "dependiente" para realizar las tareas del hogar y prestar servicios sanitarios.

Las residencias de mayores de Galicia cuentan con distintas actividades en su programa diario para "amenizar" las jornadas de los ancianos que viven en los centros. Así, Antonio, Maria Luisa, Manuel y María Ángeles, de la Residencia de Maiores Porta do Camiño, comentaron que el programa "les mantiene ocupados" durante todo el día.

"GERONTOGIMNASIA"

La "gerontogimnasia" -actividad física para mayores- constituye la actividad "predilecta" para ellos, aseguraron los citados residentes. Además, el centro acoge otras actividades como talleres de memoria, papiroflexia y juegos de mesa, para "ejercitar la mente y las habilidades manuales".

María Luisa, natural de A Coruña y residente desde hace un año en el centro, apuntó que las distintas iniciativas les "entretienen mucho" y que "no tienen tiempo para aburrirse". Por su parte, Manuel, natural de Rianxo, y "contador de chistes e historias", afirmó que, de vez en cuando, se salta "las clases de memoria" pero "nunca se olvida" de la hora de la comida.

Uno de los días "más esperados" por Maria Ángeles, que se dedicada antes a las tareas del hogar, es el jueves cuando, por las noches, se programa el "baile", aunque "por problemas de salud" no puede disfrutar "tanto" como los demás. Sin embargo, se apunta "a todo", a teatro, y a la coral del centro, entre otras actividades.

Para Antonio, que se dedicó a labores del campo, el baile constituye una de sus actividades "preferidas", además cuenta con una pareja estable, "desde que empieza hasta que finaliza la noche". No obstante, reconoció que también disfruta en su habitación escribiendo cuentos o cartas, o leyendo algún libro.

REVISIONES RUTINARIAS

Según apuntó a Europa Press el médico del Centro de Maiores Porta do Camiño, José Manuel Fernández García, los facultativos realizan revisiones rutinarias para controlar el estado de los residentes. Los doctores cuentan también con un programa visitas en el propio inmueble.

En las residencias en donde hay enfermos que no se valen por sí mismos, la plantilla de médicos es mayor y disponen con otros medios para atenderlos. Además, reciben el apoyo de trabajadores sociales para cubrir las necesidades y quejas de las personas que viven en estos centros.

De este modo, la trabajadora social del citado centro, Beatriz Fernández Martínez, señaló que el papel de los profesionales de este campo consiste en "velar por el bienestar de los ancianos" desde su entrada en el centro, de manera que palien los posibles conflictos de la vida cotidiana como "un cambio de mesa en el comedor o un traslado de habitación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies