Casi 700 explotaciones pidieron ayudas para garantizarse agua y la Xunta prevé resolverlas a final de este mes

Publicado 15/12/2017 14:18:44CET

Medio Rural reivindica un "buen ritmo de gestión" y "anticipación" para que los trabajos de prevención de incendios estén "antes de verano"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un total de 678 explotaciones agrarias pidieron las ayudas para garantizarse el suministro de agua ante la problemática de la sequía que afronta la comunidad, unas subvenciones que la Xunta prevé resolver a final de este mes de diciembre.

El dato lo ha aportado la directora xeral de Gandaría, Belén do Campo, en la comisión de agricultura del Parlamento, a preguntas de la diputada de En Marea Paula Quinteiro, quien ha calificado este número de "totalmente insuficiente".

La distribución por provincias, de acuerdo con la información que ha dado la alto cargo, es la siguiente: 409 peticiones en Lugo, 100 en Ourense, 87 en A Coruña y 82 en Pontevedra.

Do Campo ha apuntado que las solicitudes, en su mayor parte referidas a la instalación de bebederos, depósitos, cisternas y pozos, están siendo evaluadas "en este momento", y que la administración requirió información a casi 100 de los peticionarios.

La inversión media solicitada ronda los 6.500 euros, según ha señalado, y 126 de las demandas superan la cifra de 10.000 euros (con una media en concreto de 11.380).

Por su parte, la parlamentaria de En Marea ha instado a la Consellería de Medio Rural a "adecuar" esta orden, que tiene un presupuesto de 1 millón de euros y sufragará un máximo de 5.000 euros por explotación, a "la realidad gallega". A su juicio, el número de eventuales beneficiarios es "muy bajo" y hasta "ridículo".

PREVENCIÓN DE INCENDIOS

En la misma comisión, el socialista José Antonio Quiroga ha preguntado por los plazos para acometer los trabajos de prevención de incendios. Al respecto, el director xeral de Ordenación Forestal, Tomás Fernández-Couto, ha reivindicado un "buen ritmo de gestión" y "anticipación" para que estén listos "antes de verano".

Fernández-Couto ha terminado su intervención reconociendo que este
ha sido un año "complicado, difícil", para el monte gallego, y ha esperado que el que viene sea "menos excepcional y más llevadero", al tiempo que ha comprometido "trabajo" por su parte.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies