CC.OO. cree que la dimisión de Sousa "facilitará retomar la situación" de Pescanova y CIG dice que "se veía venir"

Actualizado 18/07/2013 20:48:38 CET

VIGO, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. ha visto "positiva" la dimisión de Manuel Fernández de Sousa como presidente de Pescanova, al considerar que su abandono de la máxima responsabilidad de la empresa "facilitará retomar la situación de la compañía", mientras que la CIG ha considerado que la salida del presidente "se veía venir" y era "una muerte anunciada".

En declaraciones a Europa Press, el responsable de la Federación de Alimentación de CC.OO., Francisco Vilar, ha considerado que la decisión de Fernández de Sousa de apartarse de la presidencia --la cual fue aceptada por unanimidad en el consejo de administración celebrado el miércoles-- va a "generar nueva confianza", especialmente a los acreedores, y también permitirá que en los próximos meses se confeccione un plan de viabilidad "que se haga de manera natural y sin zancadillas".

Sobre si cree que la auditoría 'forensic' de KPMG --que revela que en los últimos ejercicios se diseñaron y ejecutaron prácticas contables para ocultar deuda-- precipitó la renuncia de Sousa, Vilar ha indicado que "está todo muy vinculado", aunque, de igual forma, señaló que esa dimisión era "cuestión de un día u otro".

Sobre que habrá un nuevo presidente --el 12 de septiembre se celebrará una junta de accionistas donde se elegirá un nuevo consejo y de éste saldrá un nuevo presidente--, el sindicalista recordó que la empresa "sigue dirigida por los administradores concursales" y que "estos tienen que continuar su gestión", presentando un plan de viabilidad y trabajando a fin de llegar a un acuerdo para un convenio con los acreedores.

Así, apuntó que la administración concursal está trabajando en esa línea y que todo apunta que será KPMG --la misma que hizo el informe 'forensic'-- la que se encargará del plan, pues "ya conoce" la empresa. "Creemos que los próximos meses serán decisivos", auguró Francisco Vilar.

Sobre si cree que se mantendrá el componente gallego en la empresa, ha apuntado que "ojalá que apareciese un socio financiero que pueda dar un revulsivo y pueda sacar adelante la empresa", si bien "no será tan fácil" que se pueda mantener esta referencia gallega, especialmente teniendo en cuenta que se trata de una empresa que cotiza en bolsa.

En todo caso, apuntó que un socio financiero será "bienvenido" si permite a la empresa seguir adelante y mantener los puestos de trabajo.

"NO SORPRENDE"

Por su parte, el secretario de Alimentación de la CIG, Xosé Fernández Piñeiro, consideró, en el ámbito personal, que la marcha de Sousa de la presidencia de Pescanova "se veía venir" y que es algo que "no sorprende" pues es "normal ante una gestión tan deplorable".

En declaraciones a Europa Press, Piñeiro consideró que, en estos momentos, se "juntaban todos los ingredientes para que dimitiera" ya que, según apuntó, había una "pérdida de confianza" en Manuel Fernández de Sousa.

El sindicalista de la CIG estimó que la dimisión "aclara un poco el tema" e incluso "acorta un poco los plazos para el plan de viabilidad", si bien precisó el camino se agiliza "muy poco".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies