Un centenar de vecinos cortan el tráfico en Ponte Caldelas para protestar por el realojo de gitanos de O Vao

Actualizado 11/03/2008 18:33:25 CET

PONTEVEDRA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un centenar de vecinos del ayuntamiento pontevedrés de Ponte Caldelas cortaron hoy el tráfico en la carretera N-531, a su paso por la parroquia de Caritel, porque dicen estar "convencidos" de que es "la única manera" de dar marcha atrás al realojo de familias gitanas procedentes del poblado gitano de O Vao.

De este modo, los vecinos se reunieron entre las 7.30 y 8.30 horas de la mañana cortaron la mencionada vía lo que provocó retenciones y caravanas de automóviles y ocasionó problemas especialmente a funcionarios de Instituciones Penitenciarias y otros trabajadores que a esa hora se dirigían a la Cárcel Provincial de Pontevedra, ubicada en A Lama.

Con todo, los vecinos decidieron llevar a cabo esta medida de presión, acordada ayer por "unanimidad" en la Asamblea de Vecinos celebrada, para protestar por que la Vicepresidencia de la Xunta "no haga nada" por impedir el "irregular y arbitrario" traslado a Caritel de varias familias del poblado gitano de O Vao.

Al respecto, el presidente de la Mancomunidad de Caritel- Ponte Caldelas, Javier Sánchez, insistió en que los vecinos "no concluirán las movilizaciones en tanto no reciban de la Xunta el mismo compromiso que la urbanización del barrio pontevedrés de Monteporreiro" para buscar otro lugar para el realojo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies