La CEP advierte de que "la Eurorregión no puede quedarse sin una conexión ferroviaria acorde a los momentos actuales"

Vigo Foto
EP/REMITIDO
Actualizado 05/07/2011 16:33:45 CET

VIGO, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), José Manuel Fernández Alvariño, ha advertido este martes de que "la Eurorregión no puede quedarse sin una conexión ferroviaria acorde y adecuada a los momentos actuales", una vez que Portugal ha anunciado la supresión de la línea de tren convencional Oporto-Vigo a partir del 10 de julio.

Fernández Alvariño ha afirmado que, tras la implantación de peajes en autovías del norte luso, y el peligro que corre el ferry de A Guarda, el "último aldabonazo" ha sido la supresión del tren entre Oporto y la ciudad olívica, una infraestructura que "no solo tiene un componente de servicio, sino también social".

Por ello, ha avanzado que se celebrará en Oporto una próxima reunión de la comisión de la Confederación de Empresarios y que allí también se entrevistarán con los empresarios del Norte de Portugal, a fin de realizar un posicionamiento conjunto, ya que se trata de un asunto que afecta a ambos.

Asimismo, pedirán al nuevo Ejecutivo luso una entrevista para analizar los "temas fundamentales" que, según apunta, son el de los peajes, la "querencia de la Eurorregión de seguir apostando por el AVE" a Oporto-- para que "no se olvide" aunque se aplace su ejecución--; y sobre la supresión de la línea de tren convencional.

Así, tras indicar que con la cancelación de esa línea "no se solventa el problema económico" del país vecino, ha recordado que esta conexión "no enamora" debido a la larga duración del trayecto, casi "de cuatro horas".

Por ello, ha apostado por la "modernización de las infraestructuras" de este tren, para agilizar los tiempos, y también ha insistido en solicitar que Portugal no abandone la alta velocidad entre Vigo y Oporto, aunque tenga que aplazar este proyecto.