Protesta masiva en Santiago contra el cierre de centros educativos

Actualizado 29/06/2017 18:32:25 CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

     Cientos de padres, alumnos y vecinos de las localidades de As Pontes, Outes, Ribadavia y O Porriño, entre otras, se han manifestado en Santiago de Compostela rodeando las instalaciones de la Xunta de Galicia en rechazo a la reordenación del mapa de centros planteada por el departamento de Román Rodríguez en la jornadas previas al final del curso académico.

   Una amplia representación de la comunidad educativa del Emilio Navasqüés de Outes (uno de los centros que cierra), del CPI Tomás de Lemos, de Ribadavia y del CPI Ribeira de O Porriño se ha concentrado esta mañana durante más de una hora ante las instalaciones de la Consellería de Educación en San Caetano, acompañados de la Plataforma Galega en Defensa do Ensino Público y de diversos representantes políticos.

   Pasado este tiempo, se han unido cientos de personas procedentes de As Pontes y del CPI Monte Caxado con el regidor local, Valentín González Formoso, a la cabeza, que acudieron en varios autobuses tras liderar una comitiva de más de 120 camiones de transporte de carbón, que viajaron hasta Santiago en solidaridad con las familias y saturaron los accesos de la zona norte de la ciudad.

   Esta representación de los vecinos, que ha sumado más de un millar de personas, salió en manifestación pasadas las 12.00 horas para rodear las instalaciones del Gobierno gallego en la zona de San Caetano.

   Allí se han podido ver a decenas de personas marchando con camisetas en las que se leía 'Non ao peche do Monte Caxado', en un ambiente festivo en el que escucharon consignas contra el cierre de centros en Outes y en As Pontes.

   La marcha fue rodeando las instalaciones de la Xunta con una sonora pitada y golpes de tambor, portando numerosas pancartas en defensa de estos municipios además de contra "el desmantelamiento de ESO" en Ribadavia y O Porriño y "la unificación de centros" de primaria e infantil.

"NI UN PASO ATRÁS"

   La movilización estuvo apoyada por distintos sindicalistas como Suso Bermello, de la CIG-Ensino; y portavoces de los grupos de PSdeG, En Marea y BNG, entre otros. Estas dos últimas formaciones exigieron la dimisión de Román Rodríguez.

   En declaraciones a los medios, Suso Bermello, ha ironizado con que el conselleiro se mantenga "en su bunker", "aislado de las familias", en vez de recibir "a todas las partes afectadas", y enviando "a los hombres de negro" a cerrar centros.

   Bermello ha lamentado que se entienda la educación "como gasto" y no como beneficio, y que "reduzcan puestos en la pública mientras se incrementan en la concertada". "No vamos a dar ni un paso atrás, ni un paso a un lado, seguiremos con la comunidad educativa reivindicando una enseñanza pública de calidad".

   Fernando Lacaci, de la Confederación Anpas Galegas, ha ironizado con que la reordenación de la enseñanza pública debe "empezar por la administración", y ha exigido mantener "vivos" los proyectos educativos que representan estos centros afectados, además de permitir que "tengan la palabra para decidir que tipo de enseñanza quieren".

PIDEN LA DIMISIÓN DE RODRÍGUEZ

   La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha arremetido contra la "inmoralidad" del plan de la Consellería, que viene "contando milongas" y "manipulando" con el cierre de centros, que llaman "reordenación".

   "Es una puñalada por la espalda a la enseñanza pública", ha advertido, criticando la actuación "a mala fe" por parte de Educación y exigiendo la dimisión del responsable del ramo, que "no puede hacer oídos sordos" a las demandas de los vecinos afectados.

   En esta línea, Luís Villares, de En Marea, ha considerado que se recordará esta legislatura como la del "desmantelamiento del rural", advirtiendo a la Xunta de que "no se va a permitir" que sigan tumbado los servicios públicos, sobre todo cuando se hace "de espaldas a la comunidad educativa"

   "No están solos, nos tienen a todos detrás", ha insistido, considerando que Rodríguez "debe dimitir" tras "no dar cuenta" de estos cambios en su última comparecencia en el pleno, que se produjo pocos días antes al anuncio de la reordenación de centros.

   Desde el PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga ha advertido de que Rodríguez tiene que acudir a la Cámara "a explicarse", o de lo contrario "no merece seguir siendo conselleiro" y pedirán "su dimisión".

   "Es inaceptable la forma de proceder de la Consellería, hurtándole al Parlamento un debate necesario", ha señalado, criticando que se actúe "con alevosía y premeditación" aplicando "recortes en la oferta de centros" que no está "justificada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies