La CIG reclama crear juzgados de violencia de género en Ourense, Lugo y Pontevedra para separar a la víctima del agresor

Actualizado 24/11/2010 15:00:07 CET

Pide "retomar" el proyecto de unidades por comarca y llegar a unas 15 para evitar problemas y "administrar mejor los recursos"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Intersindical Galega (CIG) ha reclamado al Ministerio de Justicia, al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y a la Consellería de Presidencia, Administracións Públicas e Xustiza "retomar" el proyecto de creación de juzgados de violencia de género por comarcas.

"Aprovechando" que este jueves, 25 de noviembre, se celebra el Día Mundial contra la violencia de género, el responsable del sector de Xustiza de la CIG-Autonómica, Xosé Barreiro, ha lamentado que la iniciativa, iniciada en 2007 por el anterior ministro del ramo --Mariano Bermejo-- "quedase en nada" y ha urgido la apertura de unidades judiciales específicas en las tres capitales de provincia de Galicia que aún carecen de ellas: Ourense, Lugo y Pontevedra.

El objetivo, según ha dicho, no es sólo contar con magistrados "especializados" en este tipo de casos, sino adaptar las instalaciones de forma que exista habitáculos "independientes" para que no haya cruces entre víctimas y agresores.

Esta separación pretende evitar los "problemas" que se generan cuando hay personas que retiran las denuncias por "la presión" que ejerce el imputado, ha apuntado.

Asimismo, la creación de juzgados exclusivos pretende sumar "esfuerzos" para hacer un uso "mucho mejor" de los recursos, por lo que, según ha explicado Barreiro, el coste de la apertura se vería compensado por el ahorro en aspectos como la concentración del gabinete de personal --abogados, psicólogos y asistentes sociales, entre otros--.

RESULTADO DE LOS JUZGADOS DE A CORUÑA Y VIGO

En Galicia ya funcionan juzgados especializados en cuestiones de violencia de género en A Coruña y Vigo y los datos, según ha señalado, avalan su puesta en marcha, con un índice "muy alto y bueno" de resolución de los casos.

Así, en el primer trimestre de 2010 fueron unos 400 las denuncias atendidas por la unidad coruñesa y unas 300 las registradas en la ciudad olívica. Su tramitación se realiza por procedimiento abreviado y dura entre 5 y 7 años, así que "sólo hay que imaginar cómo es si no es abreviado", ha resaltado.

En este sentido, Xosé Barreiro ha llamado a impulsar el proceso de creación de unidades comarcales porque "ahora está repartido el esfuerzo en todas las localidades", donde un juzgado no específico se ocupa de esta materia. "Si lo concentramos en 10 ó 15 juzgados estaremos administrando mucho mejor los recursos", ha subrayado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies