CIG reprocha a Sanidade que elimine 19 plazas de inspectores farmacéuticos de salud publica

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El sindicato CIG, a través de sus secciones de Saúde y de Administración, denunció hoy que la Consellería de Sanidade elimina 19 plazas de inspectores farmacéuticos de salud pública de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) aprobada en 2005 y recriminó "el oscurantismo" con el que se hace.

   La representante de CIG-Saúde, María Xosé Abuín, y el de CIG-Administración, Manuel Gallardo Canitró, junto con un grupo de afectados, detallaron hoy a Europa Press que Sanidade tomó esta decisión "unilateralmente" e instaron a Sanidade a "abrir una mesa de diálogo". No obstante, avanzaron que no descartan preparar un calendario de movilizaciones y de acciones de protesta si no hay respuesta de la administración.

   Según explicaron, en 2005 hubo una reestructuración de este personal y se pasó de 243 plazas a 100, aunque sólo fueron cubiertas para toda Galicia 81 puestos. Precisamente hoy se publica la lista de las oposiciones realizadas en 2007 y que recoge sólo 64 aprobados.

   En este contexto, el sindicato nacionalista y los afectados expusieron hoy, en Santiago, que la Administración sanitaria gallega, pese a tener presupuesto para las 100 plazas, ha decidido amortizar las 19 no cubiertas --eliminándolas-- y argumentando que la cantidad prevista para ellas se destinará a partir de ahora a facilitar una subida de nivel de este personal --del nivel 20 al nivel 22--, con aun incremento de la retribución --de 140 euros al mes--.

   Sin embargo, Manuel Gallardo Canitró afirmó que esta decisión de Sanidade es "irregular e ilegal", al tiempo que la CIG instó a Sanidade a que abra "un diálogo" con los sindicatos conforme a un acuerdo con la Dirección Xeral de Función Pública y a la normativa vigente en cuanto a criterios de negociación en la Administración pública.

   Aseguró que detrás de esta situación está una Administración autonómica "que destruye empleo público" y, al igual que señalaron algunos de los afectados, "se externacionalizan servicios". Por su parte, Abuín reprochó que Sanidade diga que el sector está "revolucionado", cuando es la propia administración "la que origina la situación por sus medidas".

   En nombre de los afectados, Ana Rodríguez expuso que la Administración sanitaria argumenta que los inspectores farmacéuticos de salud pública "no hacen falta", pero aseguró que hay una importante carga de trabajo, incluso alguno no se hace por decisión de Sanidade, y que se recurre a contratar a empresas externas



Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies