Citan a declarar como imputado al alcalde de Arzúa y a su antecesor

Actualizado 27/06/2014 14:41:23 CET

El regidor afirma que el pago investigado por el Seprona es anterior al inicio de la causa de la 'Pokémon' y deriva del mandato precedente

   LUGO/A CORUÑA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de la localidad coruñesa de Arzúa, José Luís García López, del BNG, y su antecesor en el cargo, el también nacionalista Xaquín García Couso, han sido citados a declarar como imputados por unas diligencias derivadas de la 'Operación Pokémon' en relación al pago de unas obras de asfaltado de dos calles.

   Según han informado a Europa Press fuentes de la investigación, ambos han sido citados, junto a otros seis ediles miembros de dos juntas de gobierno que pagaron las obras de las calles Cubelo y Catro Ventos, por la Guardia Civil de Lugo a instancia del Juzgado de Instrucción Número 1, que instruye la 'Operación Pokémon'.

   En declaraciones a Europa Press, el regidor de Arzúa ha confirmado que ha sido citado en calidad de imputado por el Seprona de la Guardia Civil en relación al pago de una factura pendiente del mandato anterior, del año 2010, abonada en su etapa al frente de la Alcaldía.

   "He sido citado como imputado, pero no me imputan delito ninguno", ha puntualizado el alcalde de Arzúa, que deberá acudir próximamente --en una fecha por determinar-- junto con el exregidor y los ediles que estaban en la junta de gobierno de ambos mandatos.

   García López ha recordado que las obras investigadas corresponden al año 2010 y ha precisado que cuando accedió a la Alcaldía en 2011 pagaron "700.000 euros de facturas atrasadas de la época anterior", entre las que se incluía el arreglo de las dos calles citadas.

   Al respecto, ha aclarado que la factura "no tenía informe negativo de Intervención". "Si Intervención no me dice que no puedo pagar, no entiendo dónde está mi delito", ha abundado.

NO DIMITE

   Preguntado sobre si presentará su dimisión tras ser llamado a declarar como imputado, el regidor ha señalado que, por el momento, no lo baraja porque "no lo va a pedir la oposición" y no lo ha abordado con la formación a la que pertenece.

   "Vamos a estudiar el tema", ha manifestado en relación a la citación, para añadir que estos hechos investigados "no tienen mucha relación con la Pokémon" porque son anteriores al inicio de la investigación de la jueza Pilar de Lara.

   "Depende de si me lo piden. Ahora mismo no es así", ha insistido en relación a la posibilidad de dejar el cargo, sobre lo que ha destacado que no se lo han hecho hasta el momento.