El Colegio de Ópticos de Galicia admite que los videojuegos favorecen la agilidad visual, pero alerta del uso excesivo

Actualizado 25/01/2006 18:13:30 CET

Advierte de que tres de cada cuatro jóvenes será miope como consecuencia del empleo del ordenador

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia adimitó que la práctica de videojuegos en los niños contribuyen a una mayor agilidad y destreza visual, pero aclaró que estos beneficios se dan si se utilizan de una manera controlada y moderada, puesto que su uso excesivo tiene los mismos efectos negativos que provoca el ordenador. Ya que el 58 por ciento de los adolescentes de entre 14 y 18 años juegan habitualmente con videoconsolas y, además, que cada vez se aficionan antes, los colegiados gallegos apostaron por convertir esta afición en un "hábito saludable", puesto que los niños que juegan o han jugado habitualmente a las consolas desarrollan una agilidad y destreza de la visión muy superior a la de otros niños que no lo han hecho nunca, además de conseguir potenciar su concentración.

Así, el Colegio gallego indicó que la práctica de estos juegos "aumenta la coordinación ojo-mano, mejora la velocidad de percepción, la memoria visual y la espacial y favorece la sensibilidad de contraste". Otro de los efectos positivos es el rápido proceso de maduración que se consigue, ya que en edades tempranas se alcanza la misma visión espacial que tienen los adultos.

Este hecho se debe a que los cambios que se observan en la pantalla que obligan al niño a distribuir su atención en todo el campo visual, así como a orientar y mover sus objetivos. Además, se consigue tratar problemas del ojo como pueden ser el estrabismo o el ojo vago.

Además, el uso de las videoconsolas bajo control fomenta una rápida reacción que se reflejará en la edad adulta del niño, efectos más notables en las personas que trabajen en puestos que requieran un procesamiento inmediato de la información visual y la toma urgente de decisiones, como pueden ser los pilotos de aviones.

CONTROL DEL USO

No obstante, si durante el uso de la videoconsola, los padres comprueban que el niño tiene los ojos rojos, sufre picor o fatiga visual, es necesario realizarle un reconocimiento visual para comprobar si padece algún defecto de la vista, ya que el uso de estos aparatos sin control puede provocar problemas visuales

Así, el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia indicó que, a pesar de los efectos positivos de las videoconsolas para la agilidad visual del niño, su utilización indiscriminada puede provocar problemas en la visión, por lo que, según el presidente del Colegio, Enrique Valcárcel ,es "fundamental" que se tomen una serie de precauciones y que los padres controlen el tiempo que el niño pasa delante de la pantalla.

En este sentido, informó de que los niños que tengan menos de 12 años pueden jugar entre 15 y 30 minutos y descansar otros 10 para, a medida que se vaya haciendo mayor, aumentar los periodos de juego hasta una hora seguida, pero siempre haciendo pausas de descanso para la vista.

Para evitar los efectos negativos que puede tener en la vista el uso excesivo de estos juegos, el Colegio de Ópticos recomienda que no se juegue en la cama, ni tumbado, ya que los ejes de los ojos presentan un grado de inclinación que hace que cada uno reciba informaciones distintas.

Además, aconseja situarse lo más lejos posible de la pantalla --nunca a menos de 40 centímetros--, ya que, tal y como señalan los especialistas, "el aumento de la miopía se da más en las distancias cortas". También es necesario que la pantalla no produzca reflejos y que no sea de mala calidad, algo que también ocurre si se está en un ambiente no refrigerado, ya que los ventiladores de los ordenadores resecan el ambiente. Asimismo, hay que comprobar que el aparato no tenga hipersensibilidad neurológica a la luz.

EFECTOS

Los colegiados gallegos indican que los efectos negativos del uso de las consolas se traduce en picor, ojos rojos, fatiga visual, dolor de cabeza y sequedad. "Una frecuencia anormal de parpadeo, que sería pasar de 12 veces por minuto a sólo una o dos, indica que el niño tiene problemas derivados del uso de estos juegos", indicó Valcárcel.

El uso de las nuevas tecnologías supone que los problemas de visión derivados de su uso excesivo aparecerán a edades más tempranas de lo que era habitual. Así, según datos del Colegio gallego las estadísticas muestran que tres de cada cuatro jóvenes serán miopes en el futuro como consecuencia del uso excesivo del ordenador.

El conocido como 'síndrome del ordenador' afecta en la actualidad al 85 por ciento de sus usuarios, pero tal y como señalan los profesionales, "tomando las precauciones necesarias, su aparición se puede retrasar y conseguir que sus efectos negativos sean los mínimos".