El colegio ourensano de Os Rosais tendrá toldos en la planta baja en el próximo mes, según la Xunta

Publicado 24/04/2014 16:42:49CET

OURENSE, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El colegio ourensano de Os Rosais, cuyo patio fue escenario de una protesta de escolares y padres antes de entrar este jueves a las clases, tendrá toldos en la planta baja en el próximo mes y después "de forma escalonada" se instalarán también en las otras plantas, durante el próximo curso, según ha dicho el delegado de la Xunta de Galicia en Ourense, Rogelio Martínez.

Así lo ha señalado, en declaraciones a la TVG, recogidas por Europa Press, sobre la concentración de protesta de padres y alumnos de infantil, que escenificaron una playa en el exterior del centro como denuncia por las elevadas temperaturas que alcanzan las aulas orientadas hacia el Sur, debido a que las persianas son metálicas, negras y colocadas por dentro de las ventanas de cristal.

El delegado provincial de la Xunta ha detallado que el edificio escolar, reformado hace cuatro años, responde a un diseño que incluía el aprovechamiento de energías limpias "que no tuvieron el resultado que se precisaba" así que, una vez solucionado el problema del elevado frío con la instalación de un nuevo sistema de calefacción, "el problema ahora es el calor porque las persianas instaladas por dentro no impiden su entrada en las aulas", detalló.

"Ya está contratada la colocación de toldos en el exterior de las ventanas, de forma escalonada, así que en el próximo mes se colocarán los de la planta baja de las aulas de infantil, tal como querían los padres, y en el próximo curso en más aulas", ha agregado.

LOS PADRES NO LO SABEN

Además, preguntado sobre si los padres están informados de esta previsión, ha dicho que "es posible que no, aunque el centro sí lo debería saber", pues es un tema que lleva directamente la unidad técnica de la Consellería de Educación.

Aludió a los gastos en el centro para indicar que cada año es necesario destinar partidas al colegio Amadeo Rodríguez Barroso, del barrio de Os Rosais, como los 60.000 euros destinados en 2013 a modificar la calefacción y otras mejoras en un colegio "que cuenta con una estructura nueva pero que crea ciertos problemas, pero el edificio ya está hecho y ahora sólo queda hacer las mejoras que hagan falta", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies