La Comisión contra as Minas na Terra Chá pedirá que se declare la caducidad de las concesiones a Erimsa por inactividad

Actualizado 27/02/2013 13:32:05 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión contra as Minas na Terra Chá pedirá que se declare la caducidad de las concesiones a la empresa noruega Erimsa por inactividad y al entender que "aún queda el peligro de que nuevos cambios legislativos hagan posible que pueda explotar el cuarzo" de esta zona.

A través de un comunicado de prensa, este colectivo asegura que "todos los contenciosos" abiertos "se fueron resolviendo de forma negativa" para la compañía durante 2011 y 2012. Y, en concreto, se refiere al "último de ellos", resuelto en enero de 2013 y cuya denegación "se hizo oficial esta misma semana".

La firma, explica, pretendía obtener licencia para explotar el cuarzo de la Terra Chá. "Todo empezó en 2009, cuando presentó recursos contenciosos-administrativos contra los ayuntamientos de Catro de Rei, A Pastoriza y Cospeito por entender que le habían sido dadas licencias de explotación minera por silencio administrativo", relata. Así, las licencias recurridas por la empresa fueron Karles y Alicia (Castro de Rei), Karles (Cospeito), ALicia (Cospeito), Alicia (A Pastoriza) y Pastoriza (A Pastoriza).

En los cinco, se personaron la comisión contra las minas, comunidades de regantes, organizaciones como el Sindicato Labrego Galego, Adega y particulares.

"Paralelas a estos procesos judiciales, siguieron su curso las tramitaciones de otras solicitudes de licencia presentadas en diciembre de 2008. Tras los periodos de exposición pública y alegaciones a los que obliga la ley, los servicios de urbanismo de los ayuntamientos afectados pidieron informes a las consellerías de Medio Rural, Economía y Medio Ambiente, a la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil y a la Diputación de Lugo", indica.

"La mayor parte de estos informes fueron desfavorables y su peso decisivo para que, el pasado 28 de enero, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas le denegase las licencias de explotación a Erimsa", resalta.

A modo de antecedentes, la comisión señala que "el conflicto" de las minas de la Terra Chá se inició a finales de 2006, cuando se aprobaron tres concesiones mineras (Alicia, Karles y Pastoriza) que "afectaban a más de 5.700 hectáreas" de los municipios de A Pastoriza, Cospeito y Castro de Rei y, en menor medida, a Abadín y Vilalba.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies