La Comisión de Garantías de En Marea avala que se celebre la consulta sobre Quinteiro

La diputada de En Marea Paula Quinteiro
EN MAREA
Actualizado 14/05/2018 21:20:15 CET

   El Consello das Mareas tiene ahora que validar el reglamento que fija para el 22 de mayo el inicio de la votación

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión de Garantías de En Marea avala la convocatoria de una consulta a las bases de la organización para preguntar sobre el futuro de la diputada Paula Quinteiro, que se vio envuelta en un incidente con la Policía Local de Santiago en la madrugada del 18 de marzo. Ahora, los miembros del Consello tienen que votar el calendario fijado para realizar este proceso, que prevé el inicio de la consulta el próximo 22 de mayo.

   El órgano que vela por el cumplimiento de las normas de la formación rupturista se ha reunido en la tarde de este lunes para evaluar la validez de la consulta planteada por el Consello --máximo órgano de decisión entre asambleas-- del pasado 28 de abril, después de las alegaciones presentadas, y ha emitido un informe, al que ha tenido acceso Europa Press, que da luz verde definitiva a la celebración de la votación.

   De hecho, a finales de la semana pasada Garantías emitió un dictamen en el que solicitó posponer la consulta hasta poder aprobar con garantías la ejecución del procedimiento procedimiento, después de que dos integrantes del comité electoral creado para la organización de la consulta interna, Sara Outeiral y Pedro 'Peyo' Rivera --próximos a la diputada Paula Quinteiro--, presentasen una reclamación por el desarrollo de la consulta cuyo resultado no sería vinculante, aunque la propia parlamentaria ya dijo que no se sentirá apelada y no lo acatará.

   Concretamente, la Comisión de Garantías pidió el pasado viernes al Consello das Mareas que "certificase" los acuerdos tomados en la reunión del pasado 28 de abril, en la que se acordó la convocatoria de la consulta y se creó un comité electoral para ello, trámite que el máximo órgano de decisión entre asambleas cumplió el propio viernes pasado.

   Además, este órgano de control solicitó a los dos integrantes que presentaron recurso contra la consulta que motivasen sus alegaciones, un requisito que también completaron con la presentación de un escrito.

HECHO NO PROBADO

   Así, en sus alegaciones, a las que ha tenido acceso Europa Press, denuncian que la presunción de inocencia de Paula Quinteiro se ha visto "cercenada en múltiples ocasiones", lo cual debería bastar para la "nulidad" del procedimiento.

   Los dos inscritos de En Marea que presentaron recurso apuntan que la afirmación de que Paula Quinteiro usase su acta "en un asunto particular" es "un hecho no probado y que la persona interesada niega".

   En el atestado policial del 18 de marzo, los agentes aseguran que la parlamentaria esgrimió su condición de aforada y "dificultó" la identificación de personas que pertenecían a su grupo, mientras que ella dijo tras el incidente que había enseñado el carné con el único fin de "intermediar" en la situación que se había producido en el control policial a raíz de una denuncia por vandalismo.

   "Los hechos imputados no están ni debida ni suficientemente probados, no existen indicios de que la conducta que se le achaca a Paula Quinteiro esté recogida como sancionable en la normativa interna de En Marea y, por si fuese poco, la dimisión como sanción no está establecida en ningún documento de En Marea", alegan estos inscritos, que advierten de que "tampoco se garantizó suficientemente el derecho a defensa" de la afectada y la pregunta recogida "viola también la presunción de inocencia".

   Los recurrentes de la consulta también consideran "dudoso" el fondo de la consulta en virtud de lo que recoge el reglamento de consultas interno y, en todo caso, aseguran que debería ser "vinculante", por lo que en última instancia tendría que llevarse a cabo un proceso revocatorio con "garantías" para la afectada.

   "Resulta muy difícil de comprender, fuera de una lógica de persecución política, por qué se propone un revocatorio si no es para evitar que Paula Quinteiro pueda gozar de las debidas garantías procesales", indican y advierten: "De nuevo el comportamiento de la Coordinadora semeja bastante más grave que el imputado a Paula Quinteiro: el desconocimiento de la normativa interna de En Marea, o aún peor, el intento intencionado de infringirla mediante subterfugios".

CALENDARIO Y REGLAMENTO

   Pero las alegaciones presentadas por estos dos integrantes del comité electoral han sido rechazadas por la comisión de garantías, aunque no de forma unánime ya que, según las fuentes consultadas por Europa Press, un integrante mostró su disconformidad con que hubiese suficientes motivaciones para la consulta presentada por el Consello.

   Sin embargo, la Comisión de Garantías entiende que hay "suficientes motivaciones" presentadas para iniciar la consulta y sostiene que el reglamento, que ahora se debe someter a votación, "cumple todos los requisitos y garantías que se solicita", según figura en el acta de la reunión de la tarde de este lunes, a la que ha tenido acceso Europa Press.

   La propuesta de reglamento de la consulta, a la que ha tenido acceso Europa Press, establece que las votaciones se abrirían a las 10,00 horas del día 22 y concluirían 36 horas más tarde, el miércoles 23 a las 22,00 horas. A primera hora del jueves 24, los resultados se harían públicos.

PREGUNTA

   Por su parte, la pregunta que la dirección de En Marea plantea, si se refrenda el reglamento sometido a votación, es la siguiente: "¿Consideras que Paula Quinteiro debe dimitir de su cargo como diputada del Parlamento gallego por el uso de su acta de diputada para un asunto particular?".

   La Comisión de Garantías explica que los adscritos de En Marea "tendrán a su disposición" los argumentos presentados por el Consello y los que Paula Quinteiro considere oportunos para defender su posición, antes y durante el proceso, mediante los canales habituales de difusión de la formación rupturista.

   No obstante, el mismo integrante de Garantías que discrepó en el punto anterior considera que la pregunta hace una "valoración prejuiciosa" de lo que ocurrió y, por lo tanto, no considera que sea "procedente" ni que "garantice la total transparencia".