El comité de empresa de Alcoa califica de "mal menor" el ERE temporal

 

El comité de empresa de Alcoa califica de "mal menor" el ERE temporal

Actualizado 24/02/2012 19:13:21 CET

La CIG subraya que no participó en la firma "porque no reconoce las causas", "pretexto" para el "desmantelamiento" de la industria

   A CORUÑA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El comité de empresa de Alcoa en A Coruña califica de "mal menor" el expediente de regulación de empleo (ERE) temporal que la representación de los trabajadores de las fábricas de Avilés y la capital herculina firmaron este jueves con acuerdo y alega que con su postura pretende evitar la extinción de contratos.

   En un comunicado de prensa, el comité de empresa de A Coruña revela que la dirección de Alcoa advirtió que si el ERE temporal era rechazado por la Administración laboral "la reducción de la mitad de producción se haría de igual manera", puesto que la firma decidió disminuir en 45.000 toneladas anuales la fabricación de aluminio en la ciudad.

   "Abocándonos --explica-- a un expediente de extinción de contratos que con la nueva reforma laboral no tenía ni que negociar con nosotros", advierte.

   Así las cosas, resalta que la dirección "no da ninguna garantía de futuro para los centros de Avilés y A Coruña mientras no tengan asegurado el suministro de energía a un precio competitivo a medio y largo plazo".

   Por ello, su "lucha acaba de empezar", avisa: "Y terminará cuando el contrato de energía sea una realidad y Alcoa presente y aplique su plan estratégico para los centros de trabajo".

   En el comité de empresa están representados CC.OO., UGT y APC, que firmaron este acuerdo después de ser ratificado en asamblea general por los trabajadores. "La CIG no firmó el acuerdo aunque había dicho que lo haría de aprobarlo la asamblea de trabajadores y ratificarlo su organización sindical", censura.

CIG

   Por su parte, la sección sindical de la CIG en Alcoa también ha remitido una nota a los medios de comunicación en la que reprueba el comportamiento de los sindicatos "firmantes del ERE", pues a su juicio supone el "reconocimiento de la inviabilidad de la planta de A Coruña".

   A este respecto, alerta sobre el hecho de que la compañía "podría derivar la suspensión temporal en una extinción definitiva de los contratos y proceder al cierre de las instalaciones da Grela".

   La central nacionalista explica que no participa en la firma del acuerdo porque "no reconoce las causas económicas y productivas" alegadas por la dirección para presentar el expediente de regulación, que tacha de "pretexto" para el "desmantelamiento" de la industria.

   "El problema del precio de la energía es el pretexto inagotable que utiliza la empresa para sus fines, cuando lo que está llevando a práctica es un plan de desmantelamiento de la industria y, a su vez, de expansión en otros países más acordes a sus intereses de explotación industrial", reprueba.

   Por último, la CIG rechaza lo que considera una "exclusión" en la mesa de seguimiento del ERE. "Es necesario aclarar que la empresa redactó esta acta en exclusiva para la CIG", apunta y añade que "no deja de sorprender que sobrasen siete días, de los quince hábiles del periodo de negociación del ERE".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies