Competencia investiga si hay "posición dominante" de Adeslas en Galicia

Actualizado 07/10/2017 11:09:49 CET

   Centros privados y médicos piden un cambio de modelo comercial de las aseguradoras para evitar "posición de dominio"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La Comisión Galega da Competencia (CGC) investiga "si puede haber un abuso de posición dominante en Galicia por parte de Adeslas" a raíz de una denuncia presentada por la Asociación de Hospitales Privados de Galicia (Ahospgal) en relación a que "los precios que aplica Segurcaixa Adeslas S.A. en las relaciones comerciales resultan significativamente inferiores a los de cualquier otra empresa del sector".

   Según han informado fuentes de Competencia a Europa Press, se abrió un expediente y se inició "una investigación reservada" después de que en noviembre de 2014 Ahospgal presentase la denuncia y ésta "sigue su curso para evaluar si puede haber un abuso de posición dominante en Galicia por parte de Adeslas".

   Los denunciantes, según aclara Competencia, "entienden que Adeslas se aprovecha del elevado volumen de negocio que tiene con los hospitales gallegos privados para imponerles unos precios muy bajos que, en ocasiones según dicen, no siquiera cubren el coste que le supone al hospital prestar el servicio".

   En este sentido, los hospitales privados denunciantes alegan que "dependen de la facturación de Adeslas para sobrevivir, pero con lo poco que les paga tampoco son viables".

   En declaraciones a Europa Press, la gerente de Ahospgal, Marta Taboada, ha resaltado que en el sector tienen "la sensación de que Adeslas ejerce una posición de dominio en el ámbito de la sanidad privada gallega".

   Taboada ha explicado que con la denuncia presentada en noviembre de 2014 buscan que se "investiguen tarifas y actuaciones". Por ello, ha manifestado que esperan que "se reconozca efectivamente si hay un abuso de posición de dominio".

   En este sentido, la gerente de Ahospgal ha insistido en que "la situación a veces es insostenible" y confía en que "no tarde mucho" la resolución de Competencia sobre esta denuncia.

   La aseguradora Adeslas, al ser consultada por Europa Press, ha declinado hacer declaraciones sobre esta investigación abierta al ser de carácter "reservada".

   También el Consello Galego de Colexios Médicos ha puesto de manifiesto las "numerosas quejas y testimonios" de médicos colegiados en relación a las aseguradoras médicas privadas para "denunciar las condiciones laborales que sufren en la medicina privada".

   Así, han señalado que a los médicos que trabajan para las aseguradoras privadas "no se les ofrece ninguna fórmula contractual que dé soporte a su actividad profesional" y "son incluidos sin más en el cuadro médico que la aseguradora oferta a sus asegurados".

TARIFAS

   Según consta en la denuncia presentada por Ahospgal, a la que ha tenido acceso Europa Press, la sesión de fisioterapia se paga a una media de 4-6 euros --y exige unos 45 minutos por sesión-- lo que, según la asociación de hospitales privados gallegos, "ni siquiera cubre el coste del profesional" y concreta que, en virtud de esta tarifa, "el profesional cobraría menos" que el salario mínimo interprofesional.

   Asimismo, las tarifas por acto médico con las que retribuye a los médicos "son poco menos que ridículas", indican los colegios profesionales gallegos, y, según lamenta la entidad colegial, "obligan a estos a uno número elevado de consultas por jornada para que resulte mínimamente rentable su actividad profesional privada". Ello, añaden, "dificulta en gran medida la calidad asistencial".

   Sobre ello, aclaran los colegios médicos gallegos que las tarifas "no son negociables en virtud de la libertad de mercado". "El modelo asistencial que estas compañías desarrollan carece, además, de la necesaria integración y se desarrolla, con cierta frecuencia, en prestaciones fragmentadas que dificultan una atención sanitaria eficiente y de calidad", sostienen.

   Además, advierten de que en los últimos años "la competencia entre las diversas aseguradoras médicas privadas está llevando a una guerra de precios a la baja en sus ofertas de aseguramiento a los ciudadanos".

   En este sentido, en declaraciones a Europa Press, el presidente del Consello Galego de Colexios Médicos, José Luis Jiménez, ha incidido en que se trata "de un problema antiguo" con el que "no se puede hacer una práctica de calidad", para la que reivindican tiempo para atender al paciente y un cambio en el pago porque "las retribuciones son ridículas por acto médico".

   En esta línea, ha apuntado que a los médicos generales de Atención Primaria "les están dando entre siete y ocho euros por una primera consulta" y "dos o tres por las siguientes". Mientras, señala que los especialistas pueden percibir "en general, entre 15 y 16 euros por paciente" por parte de las aseguradoras. "Tienes que ver una enorme cantidad de pacientes para que sea rentable", aclara y afirma que "no es lo ideal para hacer una asistencia de calidad".

   El doctor Jiménez, presidente del Colegio de Médicos de Ourense, ha lamentado que el modelo actual se basa en "pago poco y puedo ofrecer pólizas muy baratas a mis asegurados". "Pedimos que cambien el modelo para no ofrecer gato por liebre. Hay que ofrecer calidad", ha reivindicado.

   Por todo ello, los médicos gallegos y los hospitales privados reivindican un cambio de modelo comercial de las aseguradoras para evitar "posición de dominio". "Debe hacerse otro modelo de medicina privada a través de las aseguradoras, que garantice el tiempo por paciente y con retribuciones que no estén blindadas", sostiene el doctor Jiménez.

DEPENDENCIA ECONÓMICA

   Las fuentes de Competencia consultadas han explicado a Europa Press que, en el marco de la investigación abierta por la denuncia de los hospitales privados gallegos, "de demostrarse esa conducta, podría ser un abuso de posición dominante o un abuso de una situación de dependencia económica, ambas prohibidas por la normativa de competencia".

   Tras la apertura del expediente se inició una fase de investigación de "información reservada" para ver "si se confirman los indicios y si se consigue una prueba documental sólida", apunta Competencia.

   Además, Competencia ha aclarado que "no existe un plazo fijado" para resolver esta denuncia, pero matiza que "en todo caso, la investigación está ya avanzada". Al respecto, puntualiza que se trata de "un tema de complejidad añadida" a la que se suele tener de este tipo de cuestiones, "en buena medida porque cada hospital cuenta con un acuerdo diferente con distintas condiciones", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies