Comuneros de más de 3.000 montes se manifestarán este domingo contra la "privatización" de sus tierras

Rueda de prensa de presentación de manifestación de comuneros
EUROPA PRESS
Actualizado 19/04/2018 14:27:44 CET

   Una marcha recorrerá Santiago frente al futuro plan forestal que apuesta por la "eucaliptización" de Galicia

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Comuneros de más de 3.000 montes vecinales gallegos están llamados a manifestarse este domingo, 22 de abril, por las calles de Santiago (salida a las 12,00 horas de la estación de tren) contra la "privatización" que, según denuncian, el PP quiere llevar a cabo de sus tierras tras las últimas reformas legales y con el futuro plan forestal.

   La protesta, que está convocada por la Organización Galega de Comunidades de Montes Veciñais, ha sido presentada este jueves en rueda de prensa en Compostela con la presencia de miembros de los colectivos que la apoyan como Sindicato Labrego Galego, Atrifoga, Fruga, Adega y la CIG, entre otras.

   De este modo, el presidente de la Organización Galega de Comunidades de Montes Veciñais, Xosé Alfredo Pereira, ha criticado que en la ley de acompañamiento de los presupuestos de la Xunta de este año se incluyen dos modificaciones legales que afectan a los montes vecinales por las que el Gobierno gallego se convierte en "juez y parte" para declarar un terreno "en estado de grave abandono" y poder expropiarlo "por causas burocráticas y administrativas".

   Además, Pereira advierte de que la revisión del plan forestal de la Xunta apuesta por incrementar el cultivo de eucalipto en vez de apoyar a las frondosas para maderas de calidad y a la multifuncionalidad del monte.

   De este modo, alerta de que el Partido Popular pretende "privatizar y desclasificar" unas 750.000 hectáreas que ocupan los montes en mano común, es decir, "una cuarta parte del territorio gallego", de los que se benefician más de 250.000 vecinos.

   Por todo ello, hace un llamamiento a participar en la manifestación del domingo no solo a los comuneros, sino a toda la sociedad, ya que los montes vecinales son "seña de identidad" de Galicia y todos los habitantes pueden disfrutarlos.

ENTREGAR LOS MONTES A EMPRESAS PRIVADAS POR 50 AÑOS

   Al respecto, Pereira explica que esa situación de abandono se puede decretar en caso de que el monte vecinal "incumpla algún precepto tanto de la ley de montes en mano común como de la ley de prevención de incendios" o que no se elija una junta rectora a tiempo en las comunidades.

    "Debe ser la primera vez que esto ocurre en un país que llamamos civilizado, porque el incumplimiento de una ley no solo acarrea una sanción, que en eso estaríamos todos de acuerdo, sino que acarrea la pérdida de la gestión", censura Pereira.

   A modo de ejemplo, pone que un monte de comuneros se puede decretar en abandono si se "entiende que toda la superficie puede ser forestal y no está forestada".

   Según critica, así la Xunta abre la posibilidad de entregar montes vecinales que expropia a empresas privadas por un periodo de 50 años, sin posibilidad de recuperación de los terrenos en ese periodo.

CASO DE LA CIUDAD DEPORTIVA DEL CELTA EN MOS

   Además, Pereira explica que a esto se suma la reforma de la ley del suelo impulsada por el PP en 2016, que permite planes especiales para expropiar terrenos de comuneros con los que llevar a cabo proyectos como "centros comerciales" o "campos de golf".

   Aquí apunta al caso de la futura ciudad deportiva que proyecta el Celta en Mos (Pontevedra), que "todo el mundo sabe que se va a hacer", pero los titulares de las tierras, que son comuneros de Tameiga, "están esperando por una comunicación del Celta que les diga que en sus tierras quieren hacer algo". Sin embargo, simplemente "les llegará una nota que les diga que le expropian" sus terrenos sin poder hace nada.

VISIÓN DE SLG Y FRUGA

   Por su parte, la secretaria xeral del Sindicato Labrego, Isabel Vilalba, valora como "muy necesaria" la movilización del domingo frente al "expolio que se intenta hacer por la parte de atrás" a los comuneros por parte del PP.

   En esta línea, remarca que los montes vecinales han cumplido "históricamente una función esencial" para los gallegos al proporcionarles diferentes recursos como madera.

   Además, Vilalba pone el foco sobre que ante el "grave problema de despoblación" estos montes ofrecen posibilidades multifuncionales como maderas de calidad, setas o pastos, pero la Administración gallega solo está interesada en "seguir haciendo lo mismo" al ahondar en el "fracaso de su política forestal".

   Y es que el SLG carga contra que "se consolida un modelo que echa a la gente del medio rural", con una superficie agraria útil en Galicia "al nivel de Finlandia" y con una cantidad de frondosas "casi anecdótica".

   A renglón seguido, el coordinador de Fruga, Manuel Dacal, ha reprochado "la planificación sistemática por parte del PP de destruir el rural gallego", mientras "no hay relevo generacional" y "desaparecen cada año 500 explotaciones" de carne y leche.

   Dacal lamenta que la "eucaliptización" del futuro plan forestal "favorece fundamentalmente a Ence" mientras provoca que la actividad agraria no cuente con espacio suficiente.