Conde defiende que la Xunta "nunca cambió su posición" sobre Navantia, ya que "siempre planteó carga de trabajo o dique"

Navantia en Ferrol (A Coruña)
EUROPA PRESS
Actualizado 30/01/2013 13:31:54 CET

El director industrial del astillero público reconoce una situación "delicada" pero asegura "estar trabajando" para que haya más pedidos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, ha defendido que la Xunta "nunca cambió su posición" con respecto a su compromiso con Navantia, ya que "siempre planteó carga de trabajo o dique flotante". "Carga de trabajo ya se consiguió con ese contrato de Pemex, y eso es muy importante", ha subrayado.

En declaraciones a los medios tras inaugurar un foro sobre internacionalización organizado por El Correo Gallego, Conde ha reiterado su petición a la dirección del astillero público de asunción de "responsabilidades", tanto en el ámbito comercial, para incrementar el número de pedidos, como en el de las reparaciones, "identificando las inversiones que permitan conseguir esa competitividad".

Dos días después de que los responsables de Navantia trasladasen a los trabajadores la imposibilidad de construir un dique flotante --para reparaciones--, el conselleiro ha defendido "seguir trabajando" para lograr carga de trabajo y continuar "colaborando y dialogando" con la Administración central para garantizar el futuro del sector naval de la ría de Ferrol.

Por su parte, el director industrial de Navantia España, Esteban García Vilasánchez, presente también en el foro, ha reconocido a los periodistas que la situación es "delicada", pero ha garantizado "estar trabajando" en la búsqueda de más pedidos. "Vengo a hablar de internacionalización, que es realmente en lo que Navantia está volcada", ha subrayado, antes de remitirse al gabinete de comunicación del astillero.

EL CONTRATO CON PEMEX "SE ESTÁ DESARROLLANDO"

El conselleiro, durante su intervención en la apertura del acto y posteriormente a los medios, ha mostrado la intención del Gobierno gallego de "seguir trabajando como hasta ahora". Así, ha reivindicado la labor "silenciosa" que se tradujo, por ejemplo, en "la alianza estratégica" con la petrolera Pemex, que "está dando frutos muy concretos". El contrato para la construcción de un flotel en Ferrolterra "se está desarrollando" y la Xunta espera "que dé sus frutos de forma inmediata", ha resaltado.

El titular de Economía e Industria también ha manifestado que espera "que Navantia asuma su responsabilidad intentando reforzar esa acción comercial que permita incrementar el número de pedidos y por lo tanto la carga de trabajo".

"Adicionalmente", ha solicitado al astillero que "garantice las diferentes inversiones que permitan que el astillero pueda ser competitivo en los mercados de reparación". "De cara al futuro es determinante que el astillero desarrolle diferentes infraestructuras que le permitan conseguir esta competitividad", ha incidido.

Tras recordar su apuesta por la "cooperación y la colaboración", Francisco Conde ha afirmado que "la Xunta nunca cambió su posición" porque "siempre planteó carga de trabajo o dique". "Carga de trabajo ya se consiguió con ese contrato de Pemex, y eso sí es muy importante. La Xunta no cambió nunca su posición de conseguir o carga de trabajo o dique flotante", ha enfatizado.

"SEGUIR DIALOGANDO" CON EL GOBIERNO CENTRAL

En cuanto a las posibilidades de interceder ante el Gobierno central, dado que Navantia es un astillero público, ha indicado que la Xunta trabaja en la comisión de seguimiento, en la que fue "la primera en implicarse" y ha considerado que hay "que seguir dialogando con la Administración a los efectos de que se identifiquen todas aquellas inversiones que realmente permitan conseguir esa competitividad de los astilleros en el ámbito de la reparación".

Por último, ha exhibido "plena confianza" en que Navantia "tiene una posición en el mercado que no puede perder". Para ello, ha llamado a "trabajar entre todos para posicionar --al astillero-- en el mercado" y ha hecho alusión, igualmente, a la resolución del conflicto abierto por el 'tax lease', que permite al sector privado de la construcción naval "competir en igualdades" con otros países de la Unión Europea.