Condenado a 10 años y medio de prisión el autor de la muerte del holandés de Petín (Ourense)

Publicado 06/07/2018 19:26:40CET

   OURENSE, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Ourense ha condenado a diez años y medio de prisión al autor de la muerte del vecino holandés de la aldea de Santoalla, en el municipio de Petín (Ourense).

   El jurado popular, por siete votos a favor y dos en contra, considera al condenado culpable de un delito de homicidio y otro de tenencia ilícita de armas, que conllevan penas de diez años y seis meses de prisión, respectivamente. Ambos delitos han sido atenuados por la anomalía psíquica del procesado, que tiene acreditada una discapacidad mental leve.

   Asimismo, el procesado, que se encuentra en prisión preventiva desde diciembre de 2014, deberá indemnizar a la mujer de la víctima con 50.000 euros y no podrá comunicarse o aproximarse a ésta a menos de 300 metros durante un período de 11 años y cinco meses. El hermano del condenado ha sido eximido de pena por el delito de encubrimiento al guardar relación de parentesco con el autor del homicidio.

   Según recogen los hechos probados de la sentencia emitida este viernes, el condenado se encontró con la víctima --que iba en su coche-- el 19 de enero de 2010 y le disparó un tiro por la ventanilla del vehículo, lo que provocó su muerte "inmediata".

   El hermano del condenado, que subía con su tractor desde Petín, se encontró a la entrada del pueblo el cadáver del holandés dentro del coche y al autor de los hechos en las proximidades. Así, con la intención de que el crimen quedara impune, "tras aparcar su tractor, puso el cadáver en el asiento de atrás".

   "Aprovechando su conocimiento de la zona, llevó el vehículo por pistas forestales a 18,5 kilómetros, en una zona denominada 'As Tozas de Azoreira', de nulo tránsito, de muy difícil acceso y vedada a la caza", recoge la sentencia.

   Una vez en este lugar, para lograr la impunidad de los hechos, "el hermano del procesado escondió el coche del holandés entre unos pinos, sacaron el cadáver del vehículo, lo trasladaron al otro lado del camino, a unos 150 metros, y le prendió fuego con unas ramas de pino".

   Así las cosas, la sentencia de la Audiencia Provincial de Ourense coincide en gran parte con la petición que había efectuado el Ministerio Público y la defensa. A diferencia de las reclamaciones de Fiscalía y defensa, el fallo decreta la orden de alejamiento del condenado en 300 metros, distancia que deberá guardar el condenado respecto de la mujer de la víctima durante un mes menos de lo solicitado por la acusación.

   El tribunal popular que juzgó el caso había considerado culpable al condenado con siete votos a favor y dos en contra. Las partes podrán recurrir la sentencia ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en un plazo de diez días.

Contador