Un conductor que cuadriplicó la tasa de alcoholemia máxima daña siete vehículos estacionados en A Coruña

 

Un conductor que cuadriplicó la tasa de alcoholemia máxima daña siete vehículos estacionados en A Coruña

Actualizado 10/09/2012 11:37:48 CET

A CORUÑA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un conductor que cuadriplicó la tasa de alcoholemia máxima permitida dañó este fin de semana en varias calles de A Coruña al menos siete vehículos estacionados sin interesarse por los desperfectos, tras lo que fue detenido.

Según informa la Policía Local, a las 10.15 horas del sábado día 9 agentes acudieron a la llamada de un testigo que denunciaba a un conductor que aparentaba estar visiblemente bebido y maniobrando un Volkswagen Polo con matrícula 7441-BPK de color rojo en la zona de estacionamiento delante de la iglesia en San Pedro de Mezonzo y bajo el Viaducto.

A la llegada de la dotación de Policía Local que se desplazó al lugar indicado, los agentes observaron la presencia de una persona que intentaba cambiar la rueda del mencionado vehículo que, al parecer, había reventado en Juan Flórez. También pudieron comprobar que durante la maniobra este vehículo había circulado por el sentido contrario de la marcha y colisionado sucesivamente con otros dos coches estacionado y con una de las columnas del viaducto.

Los policías del equipo de Atestados sometieron al conductor D.C.M., de 40 años, a las pruebas de alcoholemia que arrojaron un resultado de 1,01 y 0,98 miligramos por litro de aire espirado.

La investigación abierta constató que durante el recorrido efectuado desde que salió de los locales de hotelería de la calle Galera había causado daños a otros vehículos estacionados, concretamente un turismo a la altura del número 47 de la calle del Orzán, otro en las proximidades de esta calle con el Pórtico de San Andrés, y más adelante ya en la calle Juan Flórez con Pasadizo de Pernas otros tres vehículos estacionados en cordón a la derecha del sentido de la marcha.

El conductor, sin parar ni interesarse por los desperfectos, continuó hasta la calle Fernando Rey donde finalmente sería detenido. Las averiguaciones efectuadas dieron un resultado de siete coches dañados, cuyos propietarios están siendo localizados, no obstante, no se descarta que hubieran podido ser más y se está a la espera de recibir las denuncias correspondientes.

DETENIDO

Por otra parte, a las 19.50 horas del viernes día 7 una patrulla de la Policía Local procedió a la detención del ciudadano senegalés, N.C., de 24 años de edad, por agredir a un agente de la Policía Local cuando procedía a la identificación de un compañero suyo que estaba realizando venta ambulante ilegal en la calle Real.

Cuando los agentes estaban identificando al vendedor se acercó a los policías acompañado de otro compatriota suyo, también identificado, y ambos empezaron, según indican las mismas fuentes, "a entorpecer la labor policial". Tras golpear al agente el individuo huyó a la carrera si bien fue alcanzado en la calle Orzán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies