El Congreso rechaza incluir especificidades gallegas en el decreto del carbón y renegociar el veto a Navantia

 

El Congreso rechaza incluir especificidades gallegas en el decreto del carbón y renegociar el veto a Navantia

Actualizado 20/07/2010 22:41:36 CET

BNG acusa a los partidos estatales de "supeditar" Galicia a otras zonas y cree que la Xunta "debe explicar" la abstención del PP

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los votos en contra del PSOE y la abstención del PP echaron abajo la propuesta realizada por el BNG en el Debate del Estado de la Nación en la que demandaba incluir las especificidades de Galicia en el decreto del carbón impulsado por el Gobierno central, así como renegociar el veto que pesa sobre la antigua Astano para que Navantia-Fene pueda volver a construir buques civiles.

En esta línea, también fue rechazada por los socialistas la iniciativa del PP relativa a la promoción de los intereses de los españoles en la Unión Europea (UE). En ella, los populares pedían impulsar ante Bruselas la negociación para levantar el veto, junto con una serie de propuestas para mejorar la situación del sector pesquero gallego.

De esta manera, la propuesta impulsada por el BNG, que recogía el decreto del carbón y el veto de Navantia, contó con 25 votos a favor, 169 en contra y 152 abstenciones. Durante la jornada, los populares habían mostrado su apoyo a la resolución para incluir en el decreto energético del Gobierno las características singulares del sector en Galicia, pero anunció su abstención poco antes de la votación.

De hecho, la Xunta anunció el pasado viernes que recurrirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, y ante el Tribunal Supremo la modificación del real decreto que regula el suministro de carbón para la producción de energía eléctrica si el Gobierno central lo aprueba, puesto que va en contra de las centrales termoeléctricas gallegas y la industria auxiliar.

También los socialistas gallegos, a través de su secretario xeral, Manuel 'Pachi' Vázquez, se mostraron recientemente en contra de que este decreto se haga "a costa del cierre" de las centrales gallegas, ya que "se ponen en peligro 2.000 puestos de trabajo". El líder socialista había manifestado que diputados gallegos del PSOE trasladaría al Gobierno central "tratase en igualdad de condiciones" a Galicia y al resto de zonas del Estado.

La propuesta del Bloque reclamaba la modificación de los contenidos básicos del decreto para adaptarlo a las especificidades de las distintas comarcas mineras, junto con dialogar con los distintos agentes implicados y que se tengan en cuenta la singularidad de las comarcas mineras gallegas, concretamente, As Pontes y Meirama.

Jorquera ha reconocido, durante el debate de este martes, la necesidad de desarrollar económicamente las zonas de gran dependencia minera como es el Bierzo, pero ha avisado de que "también hay que tener en cuenta" los intereses de las comarcas mineras gallegas que hicieron "grandes inversiones" para adaptar al carbón foráneo, más sostenible y barato. También aludió a las advertencias de la Comisión Nacional de la Competencia, que ha avisado de que la aplicación del decreto iba a "encarecer mucho" los precios.

Para el parlamentario nacionalista, una vez concluido el debate, PP y PSOE "han supeditado los intereses de Galicia" a otras zonas del Estado. "La Xunta tendrá que explicar cómo un decreto al que se opone y presenta alegaciones no tiene correspondencia en las votaciones en el Congreso", ha avisado.

"Nuestra propuesta era enormemente flexible y abierta con el objetivo de conciliar los diferentes intereses existentes, pero comprobamos como el PSOE y el PP anteponen los intereses de otras zonas del Estado a los intereses de Galicia", ha concluido Jorquera.

UE APLAZA LA DECISIÓN

Precisamente, al respecto del decreto del carbón, la Comisión Europea (CE) propuso este martes prorrogar hasta 2014 las ayudas públicas al carbón, que expiraban a finales de 2010, pero supeditando cualquier nueva subvención a funcionamiento a que se presente un plan de cierre para las minas deficitarias, que se sitúan principalmente en el norte de España, Alemania y Rumanía.

El Ejecutivo comunitario aplazó "hasta después del verano" la decisión de si autoriza o no el plan español de ayuda al carbón, pese a que se esperaba el pronunciamiento de Bruselas este mes. La Comisión evitó aclarar el motivo de este retraso pero trató de quitarle hierro al asegurar que "no es la primera vez" que esto sucede. "Hace falta profundizar y preparar más la decisión. Son cosas que pasan", insistió la portavoz, Pia Ahrenkilde.

"Cuando esté listo, aparecerá en el orden del día", zanjó. La norma obliga a una decena de centrales térmicas a quemar carbón nacional y, a cambio, les compensa con un precio fijo y con la garantía de colocación de la electricidad producida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies