La Consellería de Medio Ambiente alerta de que un 88% de espacios naturales de Galicia carece de protección normativa

Actualizado 02/02/2006 21:12:40 CET

Justifica con ese déficit la petición de moratoria para no tramitar nuevas solicitudes de instalaciones de parques eólicos en esas zonas

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Galicia se sitúa con un 12% a la cola de las comunidades autónomas con menor superficie protegida, seguida sólo por Melilla, por lo que un 88% de los espacios naturales gallegos carecen de protección normativa, según un informe de la Consellería de Medio Ambiente e Desenvolvemento Sostible presentado hoy al Consello da Xunta.

Así lo manifestó hoy el titular de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, para justificar la urgencia de un acuerdo de moratoria para no admitir a trámite nuevas solicitudes de instalación de parques eólicos en las zonas declaradas como espacios naturales protegidos.

Estos espacios incluyen la Rede Natura 2000 --59 Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) y 14 Zonas de Especial Protección de Aves (Zepas)--; el Parque Natural Illas Atlánticas, seis parques naturales, cinco humedales y cinco monumentos naturales.

Además, señaló que la exclusión de ese 12% del territorio gallego no debe ser en ningún caso un factor limitador para el desarrollo de esa fuente de energía, por la que la Xunta apuesta "de manera firme y decidida", siempre y cuando su desarrollo "sea racional y bajo criterios de sostenibilidad".

En esta línea, y en aplicación del principio de precaución, resulta "imprescindible", según Medio Ambiente, adoptar medidas en la política de concesiones de aprovechamiento de energía eólica "que eviten situaciones irreversibles que pongan en peligro los valores naturales relevantes y que aseguren una ordenada implantación sobre el territorio".

DEBATE SOCIAL

Vázquez destacó la oportunidad de reflexión y debate social y político que ofrece la próxima revisión del Plan Eólico, que deberá definir las zonas de idoneidad medioambiental para la instalación de nuevos parques eólicos y las posibles medidas compensatorias para las zonas de exclusión.

Por ello, mientras no se apruebe la revisión del citado plan, el conselleiro considera "prioritario y urgente" la aprobación de una moratoria "que palie la escasa protección normativa que el actual Plan Eólico otorga a los espacios naturales".

DEMANDA CRECIENTE

En este sentido, recordó que ese déficit protector condujo a una demanda creciente de nuevas instalaciones en los espacios protegidos que, además de amenazar el necesario equilibrio entre la deseable producción de energías renovables y la defensa de los valores medioambientales, supone un plus de inseguridad para los propios promotores ante la "incerteza del resultado de la posterior evaluación ambiental".

"La solución pasa porque con anterioridad al inicio de los trámites administrativos exista una clara delimitación de las zonas en las que los aprovechamientos de energía eólica puedan resultar compatibles con la defensa de los valores medioambientales", explicó el conselleiro en el informe.

Además, recordó que en otras comunidades autónomas ya se establece una moratoria para la admisión a trámite de nievas solicitudes de instalaciones de parques eólicos con el fin de evitar, según el citado informe, "la saturación del entorno natural",pero también evaluar "adecuadamente" las repercusiones medioambientales de los parques eólicos y llevar a cabo una planificación.