Touriño advierte a Feijóo de que sólo difundió "lo más suave" de sus "irregularidades" en materia de vivienda

Actualizado 22/06/2006 17:18:10 CET

Atribuye a un "calentón" la denuncia del líder del PPdeG sobre fraude electoral y espera que "no sea una estrategia" como la del 14-M

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, advirtió al líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, de que las críticas que vertió ayer en el Parlamento sobre su política de vivienda fueron "lo más suave" de las "irregularidades" detectadas por las auditorías que la asesoría jurídica realizó a su gestión al frente de la Consellería de Política Territorial.

En la rueda de prensa posterior al Consello, Touriño reaccionó ante las acusaciones de "injurias" que le dedicó el responsable de la oposición, después de que el mandatario denunciase el "fraude" de la anterior Bolsa de Alquiler y el "engaño masivo" perpetrado por el Gabinete dirigido por Feijóo en materia de vivienda hasta el cambio de Gobierno de las elecciones autonómicas de hace un año.

Una jornada después de esta polémica, Touriño aseguró que en la sesión de control al Gobierno dijo "cosas bastantes suaves en comparación con lo que podía sacar del informe de la auditoría" y aclaró que este documento está a disposición del Parlamento y "de quien quiera", en respuesta a las pruebas demandadas por el presidente del PPdeG.

"En comparación con el informe, empleé lo más suave de las auditorías sobre las irregularidades de la Bolsa de Alquiler", insistió el mandatario, quien añadió que si a Feijóo "le parecen palabras gruesas, lo grueso son los hechos". "No mis palabras", insistió.

Con todo, el dirigente autonómico aprovechó para reivindicar que "lo más importante" es que el bipartito "detectó la situación y tomó medidas" para "cor tar las irregularidades" y "evitar los tenderetes que venían malfuncionando".

FRAUDE ELECTORAL

De igual forma, se refirió al posible fraude del voto emigrante en los comicios del 19 de junio, sugerido también en el Parlamento por el líder de la oposición, y aseveró que "si alguien dijo algo duro, fue Núñez Feijóo". No obstante, prefirió atribuir el cuestionamiento del dirigente popular a un "calentón de boca" al que prefirió "sacar importancia, porque son palabras que se descalifican solas".

Así, advirtió de la "gravedad" de plantear que "el Gobierno actual se sostiene sobre la base de un fraude" y confió en que, "a estas alturas, Núñez Feijóo esté arrepentido". "Se le llenó la boca, quiero creer que es así. A todos nos pasa, pero espero que a mí no me pase nunca, seguiré haciendo para que no me pase", declaró.

Con todo, recordó que el presidente del PPdeG "reiteró" su acusación en los dos turnos de intervención a los que tiene derecho en el debate y censuró que "no le bastase con subir al carro una vez, tuvo que hacerlo dos". Además, y después de que el líder popular matizase que el que sacó a colación el fraude fue el portavoz del BNG, Carlos Aymerich, Touriño acusó a Feijóo de "usar unas palabras hechas claramente de otra manera para arrimar el agua a su molino".

Por ello, lo advirtió de que "se equivocó de agua y de molino" e insistió en que "confía" en que la denuncia sea un "calentón propio del debate" y no "parte de una estrategia por la que se le pegara lo de Rajoy". "Espero que ahora --los populares-- no empiecen aquí como andábamos en España con el 14 de marzo", declaró, en referencia a las dudas sembradas por la oposición en las elecciones generales en las que perdieron la mayoría absoluta, celebradas tres días después de los atentados del 11 de marzo en Madrid.

REFORMAS LEGISLATIVAS

Además, aprovechó para reiterar al PPdeG su oferta de "consenso" para reformar la ley electoral gallega y definir "entre todos lo que es bueno para el país". Así, recordó que esta normativa afecta a "las reglas de juego" y se comprometió a que su Gobierno "no impondrá, como hizo el PP, un cambio desde su mayoría paralmentaria".

Por ello, rechazó pronunciarse acerca de si las modificaciones legislativas implicarán un reajuste del reparto de escaños por provincias o reducirán el umbral mínimo de entrada al Parlamento del 5 al 3 por ciento, puesto que será algo que tendrá que salir del acuerdo de las tres fuerzas políticas. "Defenderemos un acuerdo", corroboró.

De igual modo, eludió avanzar si el proyecto de ley del Estatuto de los Ciudadanos Españoles en el Exterior, que garantizará el voto en urna de los emigrantes y que actualmente está en proceso de tramitación parlamentaria, concluirá a tiempo para el referéndum del Estatuto de Galicia, especialmente porque esta consulta tampoco tiene fecha todavía.

Así, Touriño optó por "no especular", puesto que se trata de un "ejercicio complicado de plazos" y, si bien amitió la necesidad de "trabajar con intensidad", ya que "cuanto antes esté listo, mejor", zanjó que "no sería capaz de acertar calendarios".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies