Touriño avisa de que la financiación autonómica se debe negociar de modo multilateral y no en comisiones a dos

Actualizado 24/04/2008 18:21:02 CET

Enfatiza que su relación con Zapatero encarna el "bilateralismo puro" y enmarca en la "hoja de ruta" la propuesta de Quintana sobre la comisión Xunta-Gobierno

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, advirtió hoy de que la nueva financiación autonómica se debe resolver en un foro multilateral y consideró esta premisa "inexcusable, obligada y determinante", por lo que rechazó que Galicia, Cataluña o cualquier otra comunidad participe en comisiones a dos con el Gobierno central para resolver esta negociación.

Preguntado por la propuesta del vicepresidente, Anxo Quintana, de reformar la comisión bilateral con el Ejecutivo central, Touriño la enmarcó en la "hoja de ruta" de su Gabinete al respecto y apostilló que está en la "agenda de trabajo" para los próximos meses.

No obstante, sin ser consultado por ello, vinculó esta cuestión con la financiación autonómica y remarcó en varias ocasiones que el acuerdo se debe sustanciar entre todas las comunidades y la Administración central en las reuniones del Consejo de Política Financiera. Por su parte, Quintana explicó ayer que en la futura comisión se podrían presentar propuestas acerca del nuevo modelo de financiación.

Además, Touriño remarcó que el conselleiro de Economía, José Ramón Fernández Antonio, tendrá un "papel decisivo" en este proceso, ya que será el que se siente en la mesa de negociación. En cualquier caso, confirmó contactos con otras comunidades --como Asturias, Castilla y León y Extremadura-- para fijar una posición común frente a los territorios más ricos, como Cataluña o Valencia, aunque puntualizó que no se trata de un "frente".

ANDALUCÍA.

En este sentido, también sugirió la posibilidad de que Andalucía mantenga una postura común con este grupo de autonomías, aunque admitió que su caso "no es exactamente el mismo", ya que cuenta con un crecimiento exponencial de la población, algo que no se da en las citadas comunidades.

De todos modos, Touriño incidió en que los posicionamientos no se deben definir a partir de ideologías ni de cuestiones identitarias y esgrimió el ejemplo catalán. "No podemos coincidir con ellos por mucho que compartamos", en cuanto a la identidad diferenciada dentro del Estado, aseveró.

Asimismo, se refirió a un posible "agotamiento fiscal o solidario" de Cataluña y reflexionó sobre el argumento de que la recepción de inmigrantes debe ser tenida en cuenta para obtener un reparto más favorable. En este sentido, indicó que la inmigración también genera riqueza y aporta a la Seguridad Social y opinó que "se puede calcular" ese montante.

En cuanto a los criterios a poner encima de la mesa, aludió al envejecimiento poblacional y a la dispersión. "No es lo mismo --financiar-- el transporte escolar si tienes la mitad de las rutas del Estado", ilustró.

BILATERALISMO PURO.

Por otra parte, consideró que "no hay contradicción" entre la propuesta de Quintana y el hecho de que horas antes PSdeG y BNG rechazasen una iniciativa del PPdeG de crear una comisión bilateral para el seguimiento de las infraestructuras. Con todo, reivindicó para sí y sus reuniones con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "el bilateralismo puro".

En este sentido, puso como ejemplo de esa relación "intensa" con el inquilino de La Moncloa la negociación de los Presupuestos Generales del Estado y la consecución para Galicia del ocho por ciento en materia de infraestructuras. También ilustró esa relación a través de sus reuniones con la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

"¿Puede haber más relación bilateral que esa?", cuestionó, y apostilló que "luego cada uno dibuja en el mapa" las propuestas que considere. En todo caso, remarcó que los esquemas bilaterales "son complementarios" de los multilaterales.

Preguntado sobre la manifestación, apoyada por el BNG, en Pontevedra para exigir la salida de ENCE de la ría, el presidente aseveró que mantiene el objetivo de que la pastera se ubique en otro lugar de la comunidad antes de 2018, cuando finaliza la concesión.

Para ello, señaló que trabajan las consellerías de Industria, de Economía y de Medio Ambiente, por lo que rechazó posibles sospechas sobre una ampliación de la concesión. No obstante, evitó entrar a evaluar la convocatoria de esta movilización.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies