La Xunta suspende las normas urbanísticas de Viveiro y acuerda unas provisionales hasta que apruebe el PGOM

Actualizado 22/06/2006 18:02:00 CET

Touriño aclara que se podrá construir en la costa, pero "de manera ordenada" para no convertirla en un "parque inmobiliario"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Xunta de Galicia acordó hoy la suspensión de las normas de planificación municipal de Viveiro (Lugo) y estableció una ordenación urbanística provisional que estará vigente hasta la entrada en vigor del futuro Plan General de Ordenación Municipal (PGOM).

De esta forma concluye el proceso abierto el 3 de abril, cuando la Consellería de Política Territorial inició el expediente de suspensión por la "incompatibilidad" entre las normas subsidiarias vigentes y las legislaciones del suelo, tanto estatal como autonómica. Además, supone la continuación de las medidas adoptadas en otros ayuntamientos gallegos, como Sada, Oroso o Tui.

Así, como en los otros casos, el inicio del expediente conllevó la paralización del procedimiento para otorgar licencias de edificación, demolición y parcelamiento; y con la entrada en vigor de la ordenación provisional se pone fin a este bloqueo.

No obstante, esta vez, la actuación se hizo de conformidad con el Ayuntamiento, que trasladó a Política Territorial los problemas que padecía por la aplicación de las normas subsidiarias y que llevó al departamento de María José Caride a iniciar el proceso, debido a que la planificación municipal era incompatible con la preservación de los valores naturales, con la defensa del patrimonio cultural y con el desarrollo sostenible.

Entre los motivos que llevaron a la suspensión de las normas figura el hecho de que las normas eran resultado de sucesivos documentos que modificaban parcialmente otros anteriores y, en su mayor parte, no habían cumplido los requisitos legales para su entrada en vigor. Una situación que estaba creando una inseguridad jurídica que daba pie a un grado de arbitrariedad injustificable en la aplicación de las normas, así como a la ausencia de un modelo de desarrollo urbano coherente.

CONSTRUCCIÓN ORDENADA

Al respecto, en la rueda de prensa posterior al Consello, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, realizó un llamamiento a la tranquilidad y aclaró que se podrá construir en la costa, "pero mejor, de manera ordenada y protegiendo el litoral", para no convertirlo en un parque inmobiliario".

Así, el mandatario se refirió a las alertas de las empresas constructoras, que advierten de la paralización económica que supondrá la prohibición de edificar en los municipios costeros, y apeló a la "responsabilidad social" de las compañías. En este sentido, invitó a a las firmas constructoras convertirse en "protagonistas" de un nuevo modelo, basado en el respeto al medio ambiente como un "valor de competitividad y productividad".

"Estoy seguro de que los mejores empresarios de este país se apuntarán", declaró, tras lo que corroboró que la Xunta "trabaja en esa dirección, no para que no se construya, sino para edificar de una manera ordenada". En esta línea, propuso hacer de la "calidad y la excelencia" la marca de la comunidad y proclamó que cuando los gallegos "votaron cambio" en las elecciones del 19 de junio "derrotaron" el modelo anterior y reclamaron uno nuevo basado en la protección de los recursos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies